El clima en Neuquén

icon
Temp
92% Hum
La Mañana primos

El ardid de Los Primos

Usaban autos robados para dar los golpes y los escondían en predios de particulares para que no los ubicaran.

El ABC del modus operandi de los delincuentes es bastante simple. Consta en no ser identificados, concretar el delito y lograr un escape eficaz. Así lo estaba haciendo la banda de Los Primos, denominada así porque los dos hermanos que la lideraban son primos de un político conocido de Neuquén, pero el exceso de confianza los terminó delatando.

La banda funcionaba bastante bien para tratarse de delincuentes locales, pero la violencia desmadrada en sus robos los puso en la mira de los investigadores, que se encontraron con algunos datos interesantes.

Te puede interesar...

Primero, que conseguían datos sobre viviendas de Plottier, Centenario, Neuquén y Cipolletti. Con esa información, hacían un trabajo de inteligencia que servía para detectar algunos hábitos y horarios de la familia en cuestión. Luego, robaban autos con los que cometerían el robo.

Acá, vale la pena hacer un paréntesis, porque la banda supo incorporar en su modus operandi un ardid interesante. A los autos robados los guardaban en un estacionamiento de un vecino del oeste neuquino. De este tipo de estacionamientos hay cientos en la ciudad que sirven para guardar unos pocos coches y que rara vez verifica la Policía.

De esta forma, ubicar a los autos que habían estado involucrados en los robos fue complejo. Pero como todo se conecta, el fortuito golpe que dio la Oficina Centro de Investigaciones de la Policía a un estacionamiento en abril sirvió para recuperar dos autos robados, demorar a un integrante de la banda y, mediante su celular, interceptar las comunicaciones y develar el modus operandi de la banda de Los Primos.

Así las cosas, se continuó investigando y se logró dar con el resto de la banda.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario