El arma secreta de los camaleones: la saliva

Producen en la lengua una mucosidad que es 400 veces más viscosa que la de los humanos.

Bélgica
El camaleón es sin duda uno de los depredadores más eficaces de la naturaleza. Son cazadores oportunistas muy pacientes y perseverantes, expertos en camuflaje. Son capaces de permanecer mucho tiempo sin moverse, perfectamente mimetizados con el entorno a la espera de que pase cerca alguna de sus presas favoritas, como las hormigas, las moscas o las lagartijas.

Una vez que la presa se pone a tiro, desenroscan la lengua como un proyectil hasta una distancia del doble de la longitud de su cuerpo. Con este largo apéndice atrapan presas que a veces llegan a pesar hasta un tercio del propio peso del camaleón. Los zoólogos conocían bien esta técnica de caza, pero no se sabía a ciencia cierta en qué se basaba la capacidad de este órgano muscular para adherirse con tanta fuerza a sus presas.

Algunos pensaban que su eficacia se basaba en un mecanismo de aspiración y retracción de la lengua gracias a su superficie rugosa. Un equipo liderado por el investigador en la Universidad de Mons (Bélgica) Pascal Damman ha demostrado que las propiedades adherentes de la saliva del camaleón bastan para atrapar a los animales que forman parte de su dieta. El estudio confirma que esta pegajosa mucosidad es suficiente para que la presa se quede pegada a lengua del camaleón. Y es que la viscosidad de la saliva secretada en la ventosa de la lengua del camaleón supera por mucho la de otras especies. Concretamente es 400 veces más pegajosa que la saliva humana. Por eso, su eficacia depredadora es muy elevada.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído