El clima en Neuquén

icon
Temp
76% Hum
La Mañana creativo

El artista que conquistó Latinoamérica y duerme en el patio de un bar

Maximiliano Raco trabajó en varios países de la región y pasó su cuarentena en el fondo de Monk, donde fue el responsable de la imagen artística.

Maximiliano Raco es artista y vivió casi la mitad de su cuarentena en el patio de un bar neuquino. La pandemia lo encontró en Perú, lo repatriaron y el proyecto artístico de Monk lo trajo a la ciudad para hacerse cargo de la estética de uno de los últimos gastronómicos en habilitarse.

Hace más de 3 meses, el hogar de este cutralquense de 24 años fue un mini motorhome. Las ganas de viajar y su trabajo, le había permitido aplicar arte en edificios, casas y diferentes comercios de México, Panamá y Perú. "Desde el 2016 que empecé un viaje que me formé para trabajar los distintos materiales y eso se volvió mi oficio. Me encanta tomar los elementos que son considerado basura y hacerle una pieza que haga pensar", relató a LMN.

Te puede interesar...

Uno de sus últimos trabajos fue construir y ser el responsable artístico del bar Monk, pero aún continúa en el patio del comercio realizando otras "changas". "Una vez que estuvo inaugurado, me dediqué a hacer mesas y muebles para varios lugares del Alto Valle, y lo hago todo desde acá", dijo, mostrando su casa/taller.

Creativo taller bar (5).jpg

Monk, la vuelta al país

Al comenzar a trabajar en la construcción Monk, Maximiliano se fue a vivir al patio del bar. "Aunque para ese momento era un baldío, y trabajamos desde la mañana hasta el sol se escondía", describió.

"Una vez que abrimos el bar, la pasamos muy bien. Cuando veo ahora el camión que oficia de cocina y desde donde servimos los tragos, veo el trabajo y los buenos momentos. Fue muy duro, pero quedó una linda pieza y transformamos algo que era basura en un lugar agradable", contó.

ON - MONK (8).jpg

Una vez abierto, comenzó con "changas" e hizo meses y muebles con madera y acero. "Lo hago para ganarme unos pesos y para terminar de pagarme las máquinas, y estoy buscando para dónde seguir", agregó.

Si bien el patio del bar funcionó durante tres meses como su hogar, "ahora está a la búsqueda de un lugar más amplio" para poder trabajar "tranquilo". "Ese será uno de los objetivos para este 2020, quedarme acá trabajar y esperar que todo vuelva a la normalidad para seguir viajando y haciendo arte", concluyó.

Creativo taller bar (6).jpg

La rutina con la que terminó el 2020 se basó en que durante la mañana hasta las 18 horas haga sus trabajos personales y luego acomode el patio del bar y pase a "dar una mano" en la caja del bar hasta el cierre. "No es mi vocación, pero acá la pasamos muy bien y hay buena onda. Me divierto y eso es lo importante", agregó.

Creativo taller bar (7).jpg

Conquistar Latinoamérica

Un viaje de mochilero por Latinoamérica lo hizo llegar a Panamá en 2016, donde encontró su oficio. "Un gran amigo de mi infancia de Cutral Co me acogió, él era el manager de un taller creativo que era parte de una parte de cadena de hoteles. Y así arranqué", reconstruyó.

La empresa adquiría propiedades amuebladas para convertirla en hotel y lo que hacía el equipo creativo para "rescatar todo lo que más se pueda" y con esos elementos "hacer el diseño nuevo con la estética planteada de la cadena".

Creativo taller bar (4).jpg

"Desde el principio que comencé a trabajar, disfrutaba mucho ese oficio: mezclar el arte con lo funcional y crear cosas para que la gente se sienta y observe las transformaciones de cada uno de los objetos", dijo tras estar nueve meses en Panamá y al "haber adquirido los conocimientos" decidió volver a la Argentina por cuestiones de salud.

Creativo taller Bar (2).jpeg

"A mediados de agosto del 2018, después del mundial, regresé a Cutral Co para operarme la rodilla. En momento en Panama ya había hecho una diferencia económica, porque allá pagaron en dólares, y con ese dinero y en medio de mi rehabilitación comencé a abrir mi propio taller creativo en la Provincia de Neuquén", describió.

Entre la ayuda de familiares y amigos, y la recuperación, el espacio suyo de trabajo ya estaba listo. "Un amigo me prestó un taller, en donde antes hacían ladrillo, lo desmontamos lo abrí ahí", y dijo y contó la discusión que tuvo con el nombre que pondría a su firma: "Primero fue `Impactarte creativo´, que mezclaba el impacto, el arte y la creatividad. Y después lo recorté a `Impacto creativo´. Y así arrancamos".

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FB_YPAIqhCY6%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAHv2cg5eScAMOFZCPoSI8ZBviTQHTLUUKo5VbrKA9CQOnbtu7kXSWthCRWHj73dhRVzmfSXRaoC3QHPmfpZAlpmm6V61gbWlHefbuu7lS3P7oKGNzZAZC6sQIXxQBwLEmlKANWsTCmwZBOr9Cp41fkgRB03FdIAAZDZD

Realizó distintos trabajos, vinculados a la madera y el acero, hasta abril del 2019 que la misma empresa con la que trabajó en Panamá estaba "armando" equipo en Bariloche. "Y ahí volvía trabajar de los que me gusta: que me paguen por hacer arte y trasformar lugares", relató.

El próximo destino fue México, la zona de la Rivera Maya. "Ni bien llegué, comencé a hacer refacción en lugares a cambio de hospedaje y la pasé muy bien. Aprendí mucho sobre las maderas con las que se trabajan allá y a los dos meses partí para Perú", narró.

En los primeros días del 2020, Maximiliano trabajó en la ciudad peruana de Máncora. "Está muy cerca de Ecuador, y ahí me agarró la pandemia. Nos empezamos a comunicar con la embajada argentina a ver qué podíamos hacer. Y gracias a las gestiones del embajador y al Gobierno básicamente pude ser repatriados y volver a casa", dijo.

Creativo taller bar (1).jpg

Entre la duda de la vuelta y las ganas de seguir viaje y terminar el proyecto, Maximiliano recibió la propuesta de Monk, que le había interesado. "Me llamó un amigo y me contó que estaba abriendo un bar en Neuquén, y que necesitaba una mano. Me contó que era un proyecto para trabajar con elementos que eran considerado basura y me prendí rápido", contó y fue una de las motivaciones para "volver al país".

Ahora, entre la incertidumbre, el virus y muchas de las fronteras cerradas, el cutralquense se quedará más tiempo en la región buscando consolidar su taller artístico. "Espero que en este 2021 pueda conseguir un lugar amplio para seguir trabajando y seguir disfrutando de lo que me gusta hacer. Ese es mi deseo", concluyó Maximiliano Raco.

AA0202.jpg

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

8.7628865979381% Me interesa
65.979381443299% Me gusta
10.824742268041% Me da igual
8.2474226804124% Me aburre
6.1855670103093% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario