El aumento de la luz dejó el tendal de boletas sin pagar

Casi 20 mil de los 95 mil usuarios de CALF saltearon el vencimiento.

Ana Laura Calducci

calduccia@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Marzo terminó con los números en rojo para CALF. El mes pasado, la mayoría de las familias y los comerciantes recibieron la aplicación en pleno del último tarifazo del 52%, a lo que se sumó un nivel de consumo récord por el calor. Eso llevó a que muchos encontraran en su factura una cifra mucho más abultada, incluso de hasta cinco veces más. Tras las quejas y reclamos, 19 mil usuarios optaron por no pagar y la recaudación de la cooperativa cayó un 16%.

El presidente de CALF, Carlos Ciapponi, dijo que se trató de “una combinación fatal” entre un mayor gasto por un verano caluroso y un incremento tarifario importante. La fuerte suba enojó a los usuarios y dejó a la cooperativa entre la espada y la pared, contando cada peso que ingresa para no endeudarse.

Ciapponi recordó que, a fines de diciembre, la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) aplicó un tarifazo en la energía del 52%, que CALF trasladó a los usuarios un mes después.

“Mucha gente vio la factura de enero y se confió, así que siguió como venía con el calor de febrero, que fue un mes récord para Neuquén, y cuando en marzo les llegó la penalidad por los kilowatts de más y la aplicación en pleno de la tarifa, vio que no podía pagar”, describió el presidente de la cooperativa.

Contó que miles de vecinos furiosos colmaron los mostradores para presentar sus quejas. “Tuvimos que trasladar personal de otros sectores porque no dábamos abasto, pero no podíamos hacer nada porque nosotros no decidimos el aumento, no generamos ni transportamos la energía, y tenemos que pagar la suba igual que nuestros socios”, aclaró.

Asimismo, informó que “hubo facturas que llegaron multiplicadas por cinco” y eso llevó a que dos de cada 10 usuarios no pagaran en tiempo y forma. La morosidad se notó más entre los consumidores residenciales y pequeños comerciantes.

Ciapponi recordó que la cooperativa atiende a 95 mil usuarios “y la recaudación, que siempre era un 95% de la facturación, en marzo cayó al 80%”. Dijo que CALF no tiene margen para absorber lo que no pagan los consumidores. “A nosotros también nos aumentó la energía un 1100% desde marzo de 2016, y si nos pasamos diez días después del vencimiento, nos cobran 10% de interés”, indicó.

Hace dos años, la cooperativa le pagaba a Cammesa 6,7 millones para abastecer a la ciudad, y hoy tiene una factura pendiente de 76 millones que todavía no pudo abonar. “Nos faltan 11 millones”, acotó Ciapponi.

Explicó que, para mejorar la recaudación, están ofreciendo a los morosos “que paguen lo que puedan ahora y el resto en tres o cuatro cuotas, porque todo sirve para juntar lo que falta”. Aclaró que la mayoría recién tiene un mes de deuda y no sufrió cortes del servicio pero, de seguir así, “no va a quedar otra, porque estamos obligados por contrato”.

10% crecieron las desconexiones por morosidad este año en relación con 2017.

La tarifa social, en la cuerda floja

Ciapponi informó que CALF tiene dificultades para pagar la energía al mayorista y, si se retrasa un mes en cancelar lo que debe, unas 19 mil familias de bajos recursos de la ciudad perderán el beneficio de la tarifa social. Explicó que la única proveedora mayorista, Cammesa, les aplica un 10% de interés si no pagan dentro de los 10 días de la fecha de vencimiento, y amplió: “Y si el mes que viene todavía no cancelamos, nos quitan la tarifa social”.

LEÉ MÁS

Por el tarifazo, la garrafa de gas se fue por las nubes

Comercios neuquinos, en jaque por los tarifazos

El tarifazo del EPAS causó indignación en los vecinos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído