El balneario municipal se usa sin habilitación

La AIC no determinó si el agua está en condiciones.

Neuquén.- Pese a que se desconoce si el agua es apta para su uso recreativo, la gente ya comenzó a utilizar el balneario municipal Albino Cotro. Ayer, el subsecretario de Gestión Ambiental de la AIC, Héctor Labollita, advirtió que el organismo aún debe determinar a través de un último muestreo si ese curso del río Limay está en condiciones.

“Recién empezamos a hacer los controles en el municipal la semana del 20 de noviembre, con lo cual, recién estaríamos para el 20 de diciembre terminando los análisis que implican cinco muestreos en un lapso de un mes, y luego necesitaremos algunos días más hasta que podamos informar”, indicó Labollita en declaraciones radiales.

Te puede interesar...

La razón de la demora en hacer los análisis se debe a las complicaciones desde el punto de vista meteorológico, dado que las lluvias que se registraron en el último mes “enmascararon” la realidad, sumado al arrastre de elementos que se filtran por los desagües pluviales. Todo ello, junto a una serie de obras que se hicieron en el arroyo Durán y que generaron residuos que desembocaron en el brazo de la Isla 132, hizo que no se puedan concretar de manera normal los análisis que permitan determinar fehacientemente el nivel de contaminación.

El Albino Cotro continúa cerrado desde el 22 de diciembre pasado.

“No podíamos tomar las muestras en un momento que el río está siendo impactado por un curso de agua, donde vamos a calificar un sitio que después se va a usar durante tres meses, con condiciones que no son las que luego la gente se va a encontrar”, explicó el especialista de la AIC y agregó: “Es lo mismo que nos pasa con la lluvia. A tal punto, que es recomendable que todas las áreas de recreación, pero principalmente en los ríos, luego de una lluvia se debería suspender la accesibilidad para evitar que la gente tome contacto con agua que, en términos muy sencillos, pueda estar sucia por lo que aportan los pluviales”.

Provisorio

En el balneario Valentina ocurre lo mismo que con el Albino Cotro y la AIC estimó para este caso que en la semana del 10 al 15 de diciembre se tendrán los resultados definitivos

Distinta es la situación del Gatica y el Río Grande, que fueron habilitados de manera provisoria, ya que estos no se vieron afectados por las descargas registradas en los otros balnearios y se estima que la habilitación definitiva, luego de conocerse el resultado del quinto y último estudio, se les otorgará este fin de semana.

Volviendo a la situación del balneario municipal, los últimos antecedentes del estado en que se encuentran las aguas de ese lugar no son buenos. En 2016 se debió clausurar porque la presencia de contaminación de origen fecal superaba el máximo tolerable, mientras que en el último verano esos niveles estuvieron al límite.

A finales del año pasado estalló la polémica por la contaminación del balneario Albino Cotro. Se hicieron marchas y la gente pidió sanear las aguas.

Normas y parámetros

Para poder determinar que un sitio es apto para el uso recreativo, de acuerdo a las normas internacionales la presencia de la bacteria Escherichia coli, indicador de contaminación fecal, no puede superar las 200 partes cada 1000 mililitros de agua. En el verano de 2016 ese valor se superó y por esta razón el balneario municipal fue clausurado.

5 análisis por mes hace la AIC en el río Limay

Se toman muestras de distintos puntos para establecer si el agua es apta para uso recreativo. En los casos del balneario municipal y Valentina, aún resta conocer el último estudio para saber si la gente puede o no utilizarlos. Gatica y Río Grande también requieren estudios definitivos pero fueron habilitados de manera transitoria.

LEÉ MÁS

Abren sólo dos balnearios y con permiso provisorio

El Municipal no se saca el lastre del daño ambiental

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído