LMNeuquen plasma

El brote de COVID disparó la demanda de plasma

El Centro Regional de Hemoterapia duplicará las extracciones. Exitosa respuesta de los donantes.

Tras una exitosa campaña de donación de plasma en la provincia, que benefició a más de 250 personas afectadas por Covid-19, desde el Centro Regional de Hemoterapia informaron que cuentan con un equilibrio entre la demanda y el inventario, pero que proyectan duplicar el ritmo de las donaciones para satisfacer la creciente necesidad de transfusiones.

Edgardo Iñiguez, coordinador provincial de la Red de Hemoterapia de la Provincia, explicó que en los primeros meses de la pandemia tenían que captar de manera unilateral a los potenciales donantes. Desde junio, en cambio, son los propios recuperados los que se contactan a través del Whatsapp 2995 08-7107 para donar de manera voluntaria.

Te puede interesar...

Ante la creciente demanda de plasma por parte de los nuevos contagiados de coronavirus, el Centro Regional proyecta duplicar el ritmo de las donaciones. En la actualidad, se realizan unas 3 o 4 donaciones diarias, que podrían llegar a ser 6 en el ámbito público. A ellas se suman otros 3 aportes diarios que hace el sector privado.

Iñiguez explicó que el personal del Centro fue capacitado especialmente en marzo y abril para poder llevar adelante estas donaciones. A su vez, el espacio recibió un equipamiento de última tecnología que permite hacer extracciones automatizadas del plasma.

plasma-telam.jpg

“Usamos un equipamiento de última generación, igual al que se usa en Estados Unidos o Europa, que está disponible tanto en el sector público como el privado”, sostuvo el coordinador. Según a LM Neuquén aclaró, se trata de un mecanismo automatizado que permite extraer mayores dosis del recurso, para tratar a más pacientes con una sola donación. En total, entre 3 y 4 personas pueden verse beneficiadas con el aporte de un solo donante.

A eso se suma la posibilidad de que el mismo recuperado haga futuras donaciones después de su primer aporte. “Con este sistema, pueden hacer la segunda donación más pronto, a los 10 días de la primera”, explicó Iñiguez. En Neuquén, la mayoría de los donantes donan al menos dos veces.

Aunque el plasma puede conservarse durante años, el especialista aclaró que notaron casos de personas que atravesaron la enfermedad en abril y que quisieron hacer donaciones en las últimas semanas. Explicó que ellos tenían anticuerpos suficientes para garantizar su propia inmunidad pero que no eran lo suficientemente fuertes como para ofrecer fines terapéuticos a otros afectados. Por eso, aconsejó hacer la donación en una etapa reciente a la superación de la enfermedad.

El coordinador explicó que el centro ya tiene turnos reservados para hacer al menos 3 donaciones diarias hasta fin de mes. En su mayoría, se trata de pacientes que tuvieron Covid-19 leve o moderado y que pasaron por exámenes de sangre y una entrevista médica que los determinó como aptos. Aclaró que hay más de 200 pre donantes anotados como voluntarios, mientras que en la provincia existen otros 300 recuperados que podrían acercarse a donar.

plasma2.jpg

Como el centro recibe el listado de altas, es el encargado de derivar los casos de recuperados al sector público o privado para que hagan las donaciones. Sin embargo, los propios voluntarios pueden elegir, por cercanía, confianza o comodidad, si prefieren hacer la donación en una clínica o en el sistema público de salud.

Iñiguez recordó que la extracción es sencilla y confortable, lo que se ve demostrado en la cantidad de personas recuperadas que hacen segundas o terceras donaciones de su plasma para tratar a otros pacientes que están atravesando el Covid-19.

-> ¿Cómo funciona la donación de plasma?

El proceso es similar al que se efectúa durante una transfusión de sangre, con la diferencia de que la compatibilidad exigida entre el donante y el receptor es menor en el caso de la donación de plasma.

“Todos los recuperados son pre donantes, pero deben pasar una evaluación médica y de laboratorio después de la cual se los agenda para donar”, dijo a LMN Edgardo Iñiguez, coordinador provincial de la Red de Hemoterapia, y aclaró que la donación en sí misma demora unos 40 minutos. Luego, se pasa por un proceso de validación y etiquetado que demora otros veinte minutos.

Más tarde, el plasma se congela a 80 grados bajo cero y se lo somete a una nueva validación, para comprobar que haya perdido el estado líquido. Luego se lo lleva a un segundo espacio de almacenaje que, según los protocolos, debe conservarse en 35 grados bajo cero. “Así podría estar años almacenado”, aclaró.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

17.5% Me interesa
75% Me gusta
5% Me da igual
2.5% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario