El Castro Rendón garantizará todas las emergencias

Neuquén.- La falta de agua afectó no sólo a las escuelas del este de la ciudad, que cerraron sus puertas durante los tres turnos, sino que también complicó la atención en el Hospital Provincial Castro Rendón, que tuvo que suspender la atención ambulatoria para centrarse únicamente en la guardia, las urgencias y la atención de los quirófanos.

Adelaida Goldman, jefa del Departamento de Coordinación de Atención Ambulatoria, explicó que sólo se atendieron casos específicos de pacientes del interior para evitar que la presencia de los 1700 trabajadores del hospital incrementara la demanda de agua, que llegaba a través de camiones cisterna pero de forma limitada.

“El hospital tiene un consumo muy alto de agua”, expresó Goldman, y aclaró que, a pesar de la situación delicada, no se prevé suspender los servicios que sí continúan.

“Es el único hospital público con anestesista y cirujano de guardia”, dijo y agregó que esas prestaciones no serán suspendidas incluso si el problema persiste, ya que se encuentran en condiciones de hacer frente a contingencias como las de esta semana tras la rotura del acueducto.

LEÉ MÁS

Montaje complicado: el agua podría volver recién a la madrugada

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído