El centro de la ciudad tiene baldíos que valen millones

Un terreno en esta zona cotiza hasta u$s 1800 el metro cuadrado.

Francisco Carnese
carnesef@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
Pese a todo lo que avanzó la edificación en los últimos años en la ciudad, la zona del microcentro y sus alrededores todavía presentan una importante cantidad de terrenos baldíos, con precios muy elevados que pueden rondar, según la ubicación, los 1800 dólares el metro cuadrado.

En su mayoría, son las empresas constructoras las que buscan este tipo de lotes, que se generan a partir del derrumbe de alguna casa vieja o que bien son producto del haber sobrevivido al acelerado paso de la urbanización de la capital provincial.

El área considerada como centro se extiende hacia el oeste por Bouquet Roldán (y su continuación con Chaneton), al norte con Doctor Ramón y Leloir, al este con Linares e Illia y para el sur hasta la Ruta 22. Esta parte de la ciudad comprende 423 hectáreas y dentro de esos límites 13 son baldíos, lo que implica que los terrenos libres hoy representan el tres por ciento del total de esa superficie.

"Los baldíos valen por lo que se pueda hacer para arriba, centro y microcentro son las zonas donde a más altura está permitido edificar", explicó el operador inmobiliario Guillermo Reybet, quien precisó que el costo varía según los metros que tenga el terreno de frente. La referencia para hablar de un valor de 1800 dólares el metro cuadrado es para aquellos lotes con, al menos, 20 metros de frente, ya que si esto último es menor el precio baja. Otro aspecto importante es la cercanía con la Avenida Argentina. "Hay varias propiedades en venta, la mayoría de antiguos pobladores cuyas casas han entrado en sucesión. Generalmente, en esos casos hay muchos herederos, entonces se vende como lote porque alquilar no sirve", señaló.

2800 son las hectáreas del casco urbano de Neuquén capital. De ese total, alrededor de 617 son baldíos.

Reybet aseguró que terrenos quedan muy pocos que figuran de esa manera, pero que en realidad son propiedades viejas que se tiraron abajo. En algunos casos se tarda en iniciar la construcción, como sucedió en Belgrano y Elordi en su momento, lugar en donde ahora existe una obra casi finalizada.

Ventas
Respecto del movimiento del mercado inmobiliario, Reybet aseguró que no está frenado y que se registran ventas de este tipo de lotes, a través de diferentes operaciones, que incluyen la entrega de propiedades a cambio del valor o el canje por metros cuadrados cubiertos a construir.

Desde la Municipalidad, Luis López de Murillas, subsecretario de Planificación Urbana, indicó que la cantidad de baldíos se achicó en los últimos tres o cuatro años, pero que se generan nuevas por el derribo de propiedades antiguas. Explicó que después de una demolición, si no se genera un expediente de obra nuevo, esa propiedad vuelve al status de baldío. "Igual, esto no se da en la mayoría de los casos, ya que en general, al tirar abajo una casa, después se empieza a construir al poco tiempo. Por ejemplo, en Yrigoyen y Juan B. Justo había unas construcciones viejas, se demolieron hace unos meses y ya se sacó un expediente de obra para un edificio", aclaró.

Van de los $1000 a los $10.000
Multas para los que están abandonados

El mes pasado, 48 vecinos de la ciudad de Neuquén fueron multados por el municipio capitalino por tener sus terrenos baldíos en estado de abandono, ya que es obligación del propietario conservarlos sin malezas ni desechos durante todo el año.

Las multas oscilan entre los 1000 y los 10.000 pesos, según la situación en la que se encuentren los terrenos y la existencia o no de reincidencia.

Curiosamente, entre los barrios de la ciudad con mayor cantidad de baldíos abandonados se encuentra el área centro. El resto se completa con Confluencia, San Lorenzo Sur, Río Grande, Villa María, Rincón de Emilio, Gran Neuquén Sur, Cumelén y Mariano Moreno.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído