El chicle, un aliado para el rendimiento intelectual

Aunque poco glamorosa, esta golosina beneficia la concentración.

Houston.- Aunque el chicle no ha gozado de muy buena prensa y tenga poco de glamoroso, sobre todo entre los padres que no quieren que sus hijos coman golosinas, resulta que puede ser tu gran aliado en muchos aspectos de la vida. Hay varios estudios que respaldan esta idea.

El más reciente lo realizó Craig Johnston, del Colegio de Medicina Baylor en Houston, Estados Unidos: encontró pruebas concretas de que los estudiantes que mascaron chicle durante la clase de matemáticas obtuvieron mejores calificaciones que los que no.

El solo hecho de masticar alivia la ansiedad, aumenta la concentración y reduce el estrés.

Para llegar a esta conclusión, fueron reclutados 108 estudiantes de 13 a 16 años durante 14 semanas. Alrededor de la mitad recibió chicles sin azúcar para consumir en clase, mientras realizaban tarea o respondían los exámenes. La otra mitad de los jóvenes no consumió chicles en ningún momento.

Aunque la diferencia no fue muy grande, los científicos encontraron que, quienes habían masticado chicle mejoraron sus notas en la materia en un 3%, además de su rendimiento general.

15 mil toneladas de chicle se consumieron en un año en Argentina, según datos de la consultora Claves.

Esto ocurrió no porque el chicle tenga ningún componente mágico, sino porque el solo hecho de que masticar alivia la ansiedad, mejora el estado de alerta, aumenta la concentración y reduce el estrés.

Según el Instituto de Ciencia Wrigley (WCI, por sus siglas en inglés), de Chicago, Estados Unidos, al masticar con insistencia la hormona del estrés se reduce hasta en un 16%.

7 días puede tardar un chicle en ser digerido en caso de que te lo hayas tragado por accidente.

Estos resultados fueron presentados en el 10º Congreso Internacional de Medicina del Comportamiento celebrado recientemente en Japón.

"Por primera vez pudimos demostrar en una situación de la vida real que los estudiantes están mejor cuando están autorizados a mascar chicle", dijo Gil Leveille, director ejecutivo del WCI.

Otro hallazgo

Pero hay todavía más: otro estudio realizado por la Universidad Saint Lawrence en Nueva York halló incluso que, masticar chicle durante cinco minutos antes de una prueba incrementa la capacidad intelectual.

Según este trabajo, "masticar chicle produce que más sangre fluya al cerebro mejorando la concentración en menor tiempo".

Y no sólo eso, ya en 2002, científicos de la Universidad de Northumbria, en Inglaterra, quisieron observar los efectos de masticar chicle en la memoria de las personas y hallaron que quienes lo hacían obtuvieron una mejora del 35% en su capacidad para recordar las palabras en un test.

A esto hay que añadir que masticar chicle ayuda a controlar el peso. Investigadores de la Universidad de Rhode Island hallaron que las personas que lo tenían como hábito en la mañana consumieron 67 calorías menos en el almuerzo.

Por si fuera poco, los chicles sin azúcar mejoran la higiene dental debido a un endulzante llamado xilitol que crea en la boca un ambiente hostil para las bacterias y ayuda a prevenir la acumulación de placa.

Para despegarse una canción

Un estudio de la Universidad de Reading, en Gran Bretaña, halló que una buena forma de sacarse de encima una canción pegajosa es -precisamente- masticando chicle. Según un experimento, los que masticaban chicle lograron pensar hasta un 33% menos en las canciones que les habían pasado.

Esto tiene una explicación para el neurocientífico Phil Beaman: "Para ensayar la canción en tu cabeza, cuando intentas recordarla, utilizas muchos de los mismos sistemas que emplearías para prepararte para hablar y cantar y, si estás mascando chicle, usás en cambio esos sistemas para planificar los movimientos de tus mandíbulas", explicó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído