El conflicto mapuche pone en jaque al Mari Menuco

Los Kaxipayñ impiden que se hagan obras y una planta de cloacas.

Adriano Calalesina

adrianoc@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Las diferencias que mantiene el Club Mari Menuco con los integrantes de la comunidad mapuche Kaxipayñ ya ponen en riesgo la salud ambiental del preciado lago, que tiene uno de los paisajes más sobresalientes de la provincia.

El drama es que el club pretende extender su ejido en unas 260 hectáreas para hacer una escuela, una proveeduría, un museo y un centro de salud. Además, puso el foco en reactivar un antiguo proyecto para construir una planta cloacal que no vierta líquidos al lago sino que sea el abono para una barrera forestal.

Hacer una planta cloacal a futuro implica evitar la contaminación del lago, donde está la toma de agua que bombea líquido al 90% de la población de Neuquén y al 70% de Centenario.

Los problemas de convivencia llegaron a la misma Justicia, con distintas presentaciones e interdictos, debido a que desde el club han denunciado constantes sabotajes y frenos a realizar este tipo de trabajos. Sin embargo, entre idas y vueltas, el conflicto no se resuelve y todo queda en la mediación informal entre las partes.

“Nos hemos cansado de hacer notas, quisimos empezar la construcción de una proveeduría, pero no pudimos”, explicó a LM Neuquén Roberto Rapaz, ex presidente del club y quien realiza hoy las gestiones judiciales y trámites en el gobierno provincial.

El último incidente se registró hace unos meses cuando, según explicaron desde el club, integrantes de la comunidad originaria, que ocupa unas 3600 hectáreas en Loma La Lata, impidieron que se realicen construcciones en parte de las 260 hectáreas en disputa. Apenas colocaron los primeros cimientos, arribaron referentes de la comunidad con máquinas y sacaron las estacas y la platea. El sitio está a pocos metros del ingreso al lago a la vera de la Ruta 51. El club alambró parte de esas hectáreas, pero de un día para el otro los cercos quedaron enrollados al costado de los caminos internos.

En el medio hubo interdictos judiciales y multas por los daños que se denunciaron, pero el club nunca pudo avanzar con las obras. El tema del conflicto es largo y la mala convivencia es de años.

El club, que se fundó a finales de la década del 70, tiene escrituradas 69 hectáreas donde se levanta la tradicional villa turística, de acceso limitado a socios e invitados.

La entidad, por la que pasaron varias gestiones, tiene proyectos presentados al Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) en 1992 y 1999 para construir una planta cloacal que evite la contaminación del lago. Hoy tiene un rebombeo que redirecciona las filtraciones de las napas a la zona de bardas, algo que evita el vertido directo a las aguas del lago. Pero la iniciativa no es suficiente.

El proyecto implica construir esa planta unos 1500 metros hacia el este de la villa, en plena meseta, donde está previsto hacer una suerte de “bosque” con los líquidos que se rebombean. Es por eso que el desarrollo inmobiliario en ese nuevo sector es limitado.

En la villa viven hoy unas 50 personas de forma permanente y durante el verano llegan miles en las playas y casas donde este conflicto les pasa muy lejos.

600 socios tiene el club Mari Menuco.

Fue fundado a finales de la década del 70 en principio por vecinos y pescadores de la localidad de Centenario. Con el tiempo se fue transformando en una villa muy visitada para descanso de fin de semana.

Lago Los Barreales
El Complejo hidroeléctrico Cerros Colorados, entre Barreales y Mari Menuco.
El Complejo hidroeléctrico Cerros Colorados, entre Barreales y Mari Menuco.

Las redes de agua potable de Neuquén y Centenario se abastecen del lago Mari Menuco. En la villa costera sólo hay pozos ciegos.

Barreales: todos se mudaron a El Chocón

El ambicioso proyecto para desarrollar en el istmo del lago Los Barreales, hacia el oeste de Mari Menuco, terminó naufragando por la conflictividad que hubo durante años con la comunidad Kaxipayñ. Las asociaciones y entidades profesionales que tenía lotes terminaron mudándose a El Chocón, como una propuesta del gobierno provincial. Sólo la Fundación Luciérnaga que tenía un proyecto para hacer una villa ecológica se quedó.

Pero la mudanza se hizo para la Asociación de Profesionales de Neuquén (APN), que tenía el proyecto Solo Pueblo; La Campiña, un emprendimiento de la Asociación Italiana de Socorros Mutuos; el Complejo Melewe, del Instituto Municipal de Previsión Social (IMPS); el proyecto Entre Lagos, de la Cooperativa 28 de Febrero; el Club YPF y el proyecto Los Cerezos de la Asociación Mutual de Trabajadores Autónomos de Río Negro y Neuquén (AMTA), además de la Asociación Neuquina de Empleados Legislativos (ANEL).

mapuche

LEÉ MÁS

Hubo incidentes por el bloqueo de mapuches en Mari Menuco

Mapuches y adjudicatarios se enfrentaron en Mari Menuco

Los mapuches impidieron el paso en Mari Menuco

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído