En un entrevista con LMN, la madre explicó que luego del caso de su hija hubo otros cuatro más y manifestó que nadie hizo nada: Asuntos Internos de la Policía se comprometió a investigar, pero la causa no avanzó, ni tampoco en Fiscalía de Neuquén, que por jurisdicción derivó la denuncia a Cutral Co, donde el fiscal le dijo que no había registros de que haya estado en el hospital de esa ciudad.

"El fiscal de Cutral Co encubrió todo", dijo y reveló que su hija sufre persecución policial. "Espero que todos vayan presos", agregó.

Embed

La joven víctima comenzó con la instrucción pero al poco tiempo volvió por los tormentos. Su familia la llevó al hospital Bouquet Roldán, donde estuvo internada unos días.

La investigación demostró que Tamara estaba deshidratada, tenía golpes en las piernas, en la cabeza y tres dedos de la mano izquierda fracturados. Además, había sufrido entre cinco y siete desmayos mientras la golpeaban.

Embed

"Mi hija es otra. Tiene regresiones donde parece de 12 años. Ahora estamos buscando que la atiendan en Salud Mental", confió Betiana y agregó: "Ella se acuerda de que la única vez que comió fue porque había un acto y los dejaron sentarse a comer. Después juntaban agua en una lata cuando llovía”. “Lo único que pido es Justicia y que vayan presos los responsables", aseguró.

LEÉ MÁS

"No esperábamos que le pegaran en la escuela de Policía"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído