El delegado y el policía heridos permanecen estables

Continúan internados en el Hospital Castro Rendón y el Policlínico Neuquén, respectivamente.

Luego de los incidentes ocurridos el miércoles en el Ministerio de Trabajo, el gremialista Luis Bastidas y el policía Omar Bravo continúan internados en el Hospital Castro Rendón y el Policlínico Neuquén, respectivamente, y permanecen estables.

Bastidas será operado del hombro tras la fractura del húmero que le provocó el disparo del policía Fabián Escobar.

Por su parte, Bravo se encuentra con un traumatismo en el ojo izquierdo debido a los golpes que recibió por parte de los manifestantes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído