El clima en Neuquén

icon
18° Temp
45% Hum

El derecho a reparar se impone en la Unión Europea

El Parlamento Europeo aprobó una ley que tiene como objetivo aumentar la vida útil de los dispositivos electrónicos y reducir la contaminación.

En la actualidad, muchos fabricantes ofrecen productos que, en caso de romperse e intentar repararlos, se vuelve casi una misión. Por lo complejo de los componentes y la construcción se necesitan manuales, herramientas y componentes a los que solo tienen acceso los servicios técnicos oficiales y autorizados.

Este problema generó un movimiento muy interesante en Europa denominado "Derecho a reparar" y fue tal su poder de convocatoria que lograron vencer a los grandes fabricantes y marcas en la Unión Europea, a partir de ahora, los fabricantes deberán ofrecer manuales, herramientas y componentes para que si el usuario quiere, pueda tratar de reparar su televisor o heladera que dejaron de funcionar.

Te puede interesar...

Luchando contra la obsolescencia programada

El Parlamento Europeo el 25 de noviembre de 2020 una ley a favor del "derecho a reparar". Esa ley entra en vigor en marzo de 2021, y tiene como objetivo aumentar la vida útil de los dispositivos electrónicos y lograr así un menor impacto medioambiental.

Según un informe de Associated Press, las nuevas leyes obligan a los fabricantes a fabricar los electrodomésticos de forma que cualquiera pueda abrirlos con herramientas convencionales.

Por otro lado, los fabricantes de aparatos tendrán que proporcionar manuales de reparación para instruir a los clientes sobre cómo arreglar estos dispositivos.

Las nuevas normas también incluyen disposiciones para las piezas que se pueden reparar en casa. Las empresas pueden especificar que estos componentes se reparen únicamente a través de servicios profesionales.

El siguiente paso sería que las empresas declararan la duración de sus aparatos y enumeraran los posibles métodos de reparación de los mismos. Esto también dará al equipo de diseño de productos la responsabilidad de pensar y utilizar piezas para productos que puedan estar fácilmente disponibles. También podría impulsar a las empresas a utilizar diseños modulares y componentes compartidos en todos los productos, de modo que las reparaciones y sustituciones puedan ser sencillas.

El informe de AP señala que los europeos generan 16 kg de residuos eléctricos al año por persona, y la mitad de ellos proceden de aparatos rotos. La Unión Europea espera que las nuevas normas eviten que estos aparatos acaben en un vertedero.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

10% Me interesa
90% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario