El futuro traslado del municipio ya divide al oeste

Los vecinos de Gran Neuquén Norte, entre el optimismo y las quejas por la falta de obras.

Pablo Montanaro
montanarop@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- "No es una buena idea. Lo que se necesita ahí es hacer un espacio verde", "va a favorecer al barrio porque se harán las obras que nos hacen falta", son algunas de las opiniones que se pueden escuchar y que enfrentan a los vecinos del barrio Gran Neuquén Norte respecto del proyecto que lanzó en julio del año pasado el intendente Horacio Quiroga de trasladar el palacio municipal al oeste de la ciudad.

Entre el optimismo y las quejas, los vecinos transitan por las calles de tierra de Godoy y Novella, donde sobre un morro, al costado de la actual delegación municipal, en plena barda neuquina, en unos años estará emplazado el nuevo edificio municipal que tendrá una superficie cercana a los 4000 metros cuadrados, con cuatro plantas y que, según calculan los funcionarios municipales, su construcción costará unos 100 millones de pesos.

Desde el Municipio aclararon que no se trata simplemente de desplazar la administración municipal, sino romper con esa barrera cultural y de prejuicios "de que hay un Neuquén oficial y otro clandestino", como sostuvo Quiroga.

Detrás de una gruesa reja, Sonia, dueña del kiosco ubicado en Godoy y Talacasto, cuenta que se alegró cuando anunciaron la iniciativa: "Tener la municipalidad acá va a estar muy bueno porque los funcionarios sabrán exactamente lo que pasa diariamente en esta zona y cuáles son las cosas que los vecinos necesitamos. Creo que vamos a estar más atendidos".

La obra, que será financiada con recursos propios, se estima que estará concluida a fines de 2018 (ver recuadro).

Hace tres años Eli se instaló en una humilde casa sobre la calle Godoy y soñaba con que en ese amplio predio que tiene frente a sus ojos en un futuro hubiera chicos jugando, corriendo, disfrutando de un espacio verde recreativo, o bien entrando a una escuela. No está de acuerdo con el traslado del municipio porque, según afirma esta joven mujer, "lo que necesitamos acá son escuelas y espacios verdes que no hay. Poner el municipio acá es una locura. Lo que necesitamos es que haya cloacas, que asfalten las calles y mayor seguridad".

Rodolfo hace más de veinte años vive en la zona y se muestra incrédulo ante la iniciativa. "Creo que de algún modo va a favorecer al barrio, pero quisiera saber realmente si van a asfaltar las calles, hacer las cloacas y todo lo que hemos reclamado y hasta el momento no han hecho nada".

"Sería buenísimo", dice con soltura Mabel, quien en ciertas ocasiones tiene que ir al centro a hacer trámites y sufre los atrasos del colectivo o directamente no pasa. "Los del oeste somos a los últimos que nos atienden", dice la mujer de 46 años mirando el lugar donde se construirá el nuevo edificio municipal.

"Vamos a estar más atendidos por el Municipio, porque estamos muy abandonados". Sonia. Es dueña de un kiosco.

"Somos los últimos para que nos vengan a hacer las obras que hacen falta, como asfalto o cloacas". Mabel. Vive hace 25 años en el barrio.

"Vamos a tener al intendente más cerca para reclamarle lo que necesita el oeste". Lisardo. Hace cinco años que vive sobre la calle Godoy.

Aseguran que estaría terminado para fines del 2018

"No sólo es el emplazamiento del edificio municipal a un nuevo lugar sino también la oportunidad de generar conectividades, por ejemplo la calle Godoy hacia el norte, Primero de Mayo desde Novella", señaló el secretario de Obras Públicas, Guillermo Monzani, en relación con la iniciativa de trasladar el municipio al oeste de la ciudad.

El funcionario comentó que resulta emblemático que el edificio municipal sea construido en el oeste, "en el centro de gravedad poblacional" de la ciudad donde habitan más de 100 mil personas.
"Cuando hicimos la Estación Terminal de Ómnibus teníamos la percepción de que estaba muy alejada del centro, pero en la actualidad está prácticamente en el núcleo poblacional", explicó Monzani.
En cuanto a los tiempos, el secretario de Obras Públicas, señaló que la construcción de este tipo de obras "dura entre 24 y 36 meses, estamos hablando de un proyecto que podría estar concluido a fines de 2018". Por otra parte, dijo que se hizo una reserva presupuestaria de más de 25 millones de pesos para los trabajos de movimiento de suelo.

Un edificio multipropósito

El predio donde se construirá el nuevo palacio municipal, que albergará lo que en la actualidad funciona en pleno corazón de la ciudad, es de unos 15 mil metros cuadrados de superficie y está delimitado por las calles Godoy, Novella, Primero de Mayo, Buffolo y Quimey.

Según se informó oficialmente se trata de tierras de propiedad municipal que contará con una plaza cívica de 1200 metros cuadrados destinada a actividades protocolares y celebraciones, y sumarán un auditorio, un centro cultural y de actividades deportivas, y las cocheras.
El inmueble tendrá cuatro plantas de 1800 metros cuadrados cada una.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído