El lado B del Metrobús: los locales bajan las persianas

Algunos comercios cierran porque perdieron su clientela por la obra.

Sofía Sandoval /ssandoval@lmneuquen.com.ar

La caída del consumo que complica a muchos negocios de la ciudad se agrava aún más para los comerciantes de la Avenida del Trabajador, que perdieron hasta un 60% de sus clientes por las obras del Metrobús. A los carteles de alquiler que ya se lucen en algunas vidrieras se suma la intención de cierre de otros vendedores, que liquidan su stock para bajar la persiana.

“Ya me quedan pocos productos y estoy terminando de vender todo para cerrar”, afirma Lina, que fijó el 30 de mayo como fecha de vencimiento para el comercio que abrió hace más de 30 años. La mujer vendía bebidas al por mayor, pero la prohibición de estacionar le robó toda la clientela. “Vendo un mínimo de dos cajones, pero son muy pesados para llevarlos caminando”, asegura.

Tanto ella como sus dos hijos compartían el terreno con tres negocios separados sobre la avenida, justo frente a la Plaza de Boca, en el barrio Unión de Mayo. Mientras que su hijo ya dio de baja su licencia comercial, su hija se prepara para cerrar su emprendimiento por la caída abrupta de las ventas.

Los montículos de tierra que los perjudicaron durante la obra fueron un mal trago que soportaron con la esperanza de una pronta recuperación. Ahora que se habilitó parte del carril de colectivos, las cosas no se recuperaron al nivel que esperaban y muchos optaron por bajar la persiana o probar suerte en otro barrio de la ciudad.

metrobus

Diego abandonó los artículos de almacén y sobrevive con la venta de verdura a la altura de calle Picún Leufú, justo frente a un supermercado que aún funciona porque tiene una gran ventaja: estacionamiento propio. “Lo peor es que ya no tenemos espacio para carga y descarga, y nos multan si frena un camión a bajar los cajones”, señaló el comerciante.

El verdulero se quejó por las promesas del Gobierno, que ofreció ayudas insuficientes para paliar la dura situación que atraviesan. “Nos perdonan las tasas municipales o la luz, pero son cosas que podemos pagar; lo que necesitamos es vender”, aseguró.

En la misma esquina, Juana atiende una pollería que apenas recibe compradores. “Al mediodía, el lugar solía estar lleno”, recordó la mujer. Según detalló, la velocidad con la que circulan los vehículos por la avenida y la falta de sendas peatonales para cruzar por las esquinas desmotivó a las familias a entrar a su negocio.

“También vendíamos ofertas por 5 o 10 kilos de pollo, pero nadie se quiere llevar cosas tan pesadas si no puede venir hasta acá en auto”, aseguró.

metrobus

Sumarán seis ramales nuevos

Luego de que se inaugure la segunda etapa de la obra, en las próximas semanas, la Municipalidad tiene previsto sumar seis nuevos ramales al Metrobús. Las líneas 4, 5A, 5B, 6, 7A y 7B solo usarán un trayecto de la obra y continuarán su recorrido habitual.

En la actualidad ya funcionan cuatro ramales en ese sector: 12, 13, 14 y 516.

Como tres de esas líneas usan el trayecto completo, muchos pasajeros tuvieron que acostumbrarse a los cambios de recorrido y hubo que poner refuerzos escolares en algunos barrios para contener la demanda.

LEÉ MÁS

El Metrobús va a traer riesgos para los peatones

Vecinos y comerciantes del centro apoyan el Metrobús

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído