El líder surcoreano, en EE.UU.

Donald Trump recibió en la Casa Blanca la visita de Moon Jae-in.

Estados Unidos. Donald Trump recibió al presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, con quien mantuvo una reunión que pareció una misión destinada a contribuir a la definición del acuerdo nuclear en vista de la cumbre del 12 de junio en Singapur entre el magnate y el líder norcoreano, Kim Jong-un, aunque esa fecha fue puesta en duda por el mandatario estadounidense.

La visita de Moon, a pocas semanas de la reunión intercoreana del pasado 27 de abril con Kim, llega en un momento de retorno de desacuerdos entre las partes después de que Pyongyang cancelara la semana pasada un diálogo de alto nivel con Corea del Sur. Además, el líder norcoreano había amenazado con hacer caer la cumbre de Singapur por los ejercicios militares conjuntos aún en curso entre Washington y Seúl y por las posiciones de “imposición” de EE.UU. sobre la desnuclearización, una medida que el líder norcoreano ha dicho que aceptará sólo si Trump abandona sus “políticas hostiles y amenazas de seguridad” a su país.

Sin embargo, Corea del Norte, como una señal de relajación, anunció que se apresta a cerrar el lugar de sus pruebas nucleares de Punggye-ri con una ceremonia a realizarse entre el 23 y el 25 de mayo y a la cual fueron invitados expertos y periodistas de Corea del Sur, China, Rusia, Gran Bretaña y Estados Unidos. De este modo, la Casa Blanca comunicó que la reunión entre ambos presidentes sigue en marcha y el tema principal a tratar sigue siendo la desnuclearización de Corea del Norte.

El jueves, Trump había asegurado que representantes norcoreanos y estadounidenses seguían negociando sin ningún cambio, después de intensos rumores cruzados sobre la eventual suspensión del encuentro. Los norcoreanos, enfatizó como sorprendido Donald Trump, “negocian como si nada hubiese ocurrido”.

La advertencia a Corea del Norte

Trump advirtió que Corea del Norte puede terminar como la Libia de Muamar el Gadafi si no logra un acuerdo con Estados Unidos sobre su desnuclearización. De ese modo, puso en riesgo la histórica reunión planeada para el 12 de junio con el líder norcoreano, Kim Jong-un. El presidente norteamericano hizo estas declaraciones tras su reunión con Moon Jae-in, cuyo objetivo fue tratar de salvar el encuentro programado el mes próximo en Singapur entre el magnate y Kim. Igualmente, Trump luego bajó el tono y pasó de la advertencia a la cautela respecto de la histórica reunión con el líder norcoreano.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído