LMNeuquen Radio

El locutor que impulsó el nacimiento de la radio del pueblo

A pedido de la comuna, la creó hace 34 años. Desde entonces fue la voz de Las Lajas en hechos transcendentales de su historia.

Los caminos de la vida tienen un punto inicial y desde allí, con pasión, entrega y dedicación, se va construyendo la huella que con los años muchos seguirán. Las dificultades propias de su construcción implican dejar las piedras al costado y escarpar los terrenos complicados. Ricardo Cheuquel, convencido de que Las Lajas estaba a la altura de las circunstancias, en esos momentos comenzó a aplicar sus conocimientos y sus ganas de que su pueblo tuviera una “voz propia” que sirviera para sembrar el concepto del sentido de pertenencia, y que forjaran todos juntos una identidad que los hiciera conocidos. Así es que en el año 1986 las autoridades municipales le confiaron la responsabilidad de “hacer nacer una radio. Hoy aquel sueño es una realidad que ya cuenta con 34 años de vida institucional.

“Hoy todos me dicen que soy un alma viviente de aquel nacimiento y la verdad que me da orgullo que esa radio que nació en un humilde lugar hoy sea uno de los emblemas de nuestra identidad lajeña”, cuenta Ricardo. Agrega que “tal vez haya sido la cara visible o la que más trascendió en el tiempo pero hubo otras importantes personas que dejaron también los mejores esfuerzos para que la radio se fortaleciera y se consolidara como medio de comunicación”.

Te puede interesar...

Un joven Ricardo se marchó del pueblo con el sueño en su mochila de estudiar Comunicación Social en la Universidad Nacional de Comahue en los primeros años de la década del ´80. Contando los pesos y optimizando todos esos recursos y su férrea voluntad logró completar tres años de la carrera, hasta que los bolsillos de sus padres se volvieron flacos y se vio en la necesidad de regresar. “Mis padres me sostuvieron hasta que pudieron, pero los tiempos difíciles se hicieron sentir, aún siento que es una deuda pendiente”, dice. Igualmente, estudió para ser maestro en un instituto local.

Los primeros pasos de la radio se dieron en un obrador que la empresa constructora del barrio San Cayetano había dejado abandonado. Allí, Juanito Cofré, un técnico electrónico independiente, comienza a forjar el primer transmisor totalmente de manera casera. A Ricardo le encomiendan la tarea de gestionar y arbitrar todos los mecanismos necesarios para que naciera de manera oficial la primera radio de Las Lajas. “En esos momentos compartía el desafío de construir juntos una identidad como comunidad. Quería que Las Lajas tuviera su voz propia y que hablara de la realidad que acontecía es sus propias fronteras”, señala.

Recordó además que por aquellos años en la sintonía de las radios de los pobladores figuraban radios chilenas como Minería y Portales, también se escuchaba Radio Nacional Zapala.

Llegó el año 1988 y, por primera vez en la historia, Las Lajas escuchaba sus propias noticias en su propia radio. “Fue un momento cívico muy importante debido a que la radio de a poco se transformó en un lugar de encuentro de todos los habitantes, en especial de aquellos que estaban en lugares muy inhóspitos. Fuimos la compañía necesaria de todos”, cuenta Ricardo. Haciendo historia, recuerda también a los protagonistas de aquel suceso histórico. “El primer operador de la radio fue Feliciano Fuentes y quiero destacar a los vecinos que también fueron sus primeras voces en la locución, como José Ignacio Dávila, con su clásico programa El Despertador. También a Alberto Orquera y Dionosio Videla, con sus inolvidables programas de difusión del folklore”, explica. No se quiso olvidar de todos aquellos mandatarios municipales que acompañaron los procesos iniciales de la radio para que naciera y continuara en franco crecimiento. Entre ellos nombró a Enrique Báez, el “Negro” Monti, Agustina Arzola y Walter Adán Bustos.

Primer amor

Tras permanecer más de 10 años alejado de la radio, Ricardo un día volvió a ofrecer su corazón y su solidaridad para con su pueblo. Así es que en este contexto de pandemia el “bichito de la radio” volvió a hacer de las suyas y, quizás sin saberlo (pero en el fondo queriendo), de pronto se encontró una vez más navegando las aguas radiales.

Con la carga de saber que es considerado un referente en los medios entre sus pares y por la población, Ricardo confesó tener “un mayor compromiso, responsabilidad y entrega”. Al comenzar toda la cuarentena, junto a su colega Soledad Urra comenzaron a hacer un programa al que llamaron y llaman “Juntos en cuarentena”.

Una propuesta de integración radial con otras localidades y donde concentran toda la información y cada noche dan a conocer el parte oficial de la pandemia con las últimas novedades. Ricardo es el espíritu de solidaridad en persona, que vino a ofrecer su experiencia comunicacional para ayudar a todos y transformarse en un referente.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

5.5555555555556% Me interesa
72.222222222222% Me gusta
5.5555555555556% Me da igual
0% Me aburre
16.666666666667% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario