El clima en Neuquén

icon
17° Temp
88% Hum
La Mañana Start

El neuquino de 26 años que fundó una start up de alcance global

Su empresa Celeri brinda soluciones a entidades financieras y quedó seleccionado en la aceleradora de proyectos más grande del mundo.

A Mathias Caramutti no le gusta quedarse quieto. Por eso, no esperó a recibirse del prestigioso Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) para plasmar sus innovadoras ideas en empresas reales. Ya en el curso de ingreso, en 2014, habló por primera vez con su futuro socio y hoy, con 26 años y a dos años de su graduación, fue seleccionado por una aceleradora para darle alcance global a su start up de soluciones financieras.

Oriundo de Neuquén, a los 18 se mudó a Buenos Aires para estudiar Ingeniería Industrial y, de a poco, fue armando su vida en la gran ciudad. Desde los primeros días de clases en la facultad, tejió un vínculo con Lucas Ranallo, su actual socio, con quien decidieron comenzar su primer emprendimiento cuando recién habían rendido los primeros exámenes.

Te puede interesar...

"En 2014, el primer año de la facultad, armamos un emprendimiento de impresoras 3D, algo que no tiene nada que ver con lo que hacemos ahora, pero que nos ayudó a comprobar que trabajamos muy bien juntos", explicó Mathias. Tres años más tarde, cerraron el proyecto y el neuquino se mudó por un semestre al exterior, fiel a ese espíritu inquieto que lo caracteriza.

En 2018, ya de regreso en Buenos Aires, se propusieron crear una nueva compañía y decidieron ofrecer una solución real en un campo que conocían muy bien. Por eso, trabajaron en Celeri, un software que brinda soluciones a entidades financieras, como casas de agentes de bolsas, gestores de fondos y fintechs que necesitan cumplir una serie de reglamentaciones para seguir operando.

"Muchos clientes contratan una wallet y sólo piensan en tener una buen experiencia de usuario, pero no saben todo lo que hay detrás, porque las empresas tienen que contar con una serie de requisitos que, de no cumplirlos, los podrían llevar a sanciones o incluso perder su licencia", detalló el joven profesional.

Trabajar con la industria financiera tiene ciertas ventajas en relación a otros rubros. En primer lugar, comprendieron que debían trabajar en un campo en donde pudieran brindar soluciones reales que mejoraran la vida de las personas o, en este caso de las empresas. Por otro lado, se benefician de contar con clientes grandes: así, una cartera más pequeña les da la misma rentabilidad que las actividades donde necesitan muchos clientes más pequeños.

Mathias y Lucas sumaron a un tercer socio, Bernardo, en 2019, y comenzaron a aplicar a distintas aceleradoras. Ganaron un primer concurso en Chile, pero con una propuesta más orientada a la tecnología. Luego, se postularon a YCombinator con una start up enfocada de lleno al mundo de las finanzas, y fueron seleccionados entre los pocos proyectos argentinos.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCPtCgdgM-wE%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAPJrRDifduItvyYVtZBJNZBr6ZCxGZABwifrefE156uDhp3iSgwP82AxdkaxFg6U55AMB5sYI3schZBA4DkkZAZAZB4znEMx3DMDdNwxY11vwBzZCkglyjUZAVqVulVOByIpvPMOCkRZABZCvfRvIlb0545y7XcI7Dr1UOTwbFUsO1qaFdQCaPM1mQkZD
View this post on Instagram

A post shared by celeri (@celeriapp)

"Es la aceleradora más grande del mundo, ahí se presentaron empresas como Dropbox o Airbnb", dijo Mathias, sin ocultar su entusiasmo. La selección implica recibir una inyección de capital así como un proceso de tutoría de tres meses para hacer crecer su empresa y perfilarla como un start up de alcance global.

"Ya operamos en Argentina y Chile, pero nuestra idea es llegar a toda América Latina; pensamos primero en México y Colombia", sostuvo el emprendedor. Aunque admitió que en el mundo de las start ups es difícil pensar en términos de años, dijo que para el futuro buscan consolidarse y brindar soluciones a otros vértices de la industria financiera, como los bancos o las aseguradoras.

Los tres jóvenes, de entre 25 y 26 años, ya conformaron un equipo de trabajo con 15 personas y avanzan a pasos firmes para convertirse en un exponente del valor agregado en Argentina. Mathias aseguró que el país tiene mucho potencial para desarrollar su industria del conocimiento y agregó que la resiliencia de los emprendedores argentinos es valorada a nivel mundial.

"Es cierto que acá hay muchos obstáculos, pero eso nos dio un carácter especial que puede ser visto como una oportunidad; siempre decimos, un poco en chiste, que si hacemos que algo funcione en Argentina, eso puede funcionar en cualquier lugar", afirmó.

Mathias aseguró que la mayor parte del PBI mundial proviene de los servicios, por lo que aclaró que la industria del conocimiento es una gran oportunidad para generar valor agregado a nivel nacional. "Hay que generar condiciones para retener a esos talentos, porque el conocimiento es algo que cada profesional se puede llevar a otros lugares", señaló.

En tres años y medio, los tres jóvenes ya cosecharon importantes logros en el mundo empresarial. Sin embargo, siguen sin quedarse quietos. Por eso, siguen apostando al crecimiento y atentos a las nuevas oportunidades para expandirse, como estas aceleradoras.

"A una persona que está emprendiendo le diría que trate de darse cuenta si su idea realmente aporta una solución, si resuelve un problema, algo que parece fácil pero muchas veces tenemos muchos sesgos que nos hacen creer que somos los mejores o somos los únicos", dijo Mathias y agregó que los clientes pueden percibir muy fácilmente cuando la compañía realmente está enfocada en dar soluciones.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario