El Papa primero se cayó y después se subió a un tranvía

En su visita a Polonia, a la mañana Francisco asustó a todos con un tropezón en plena misa. A la tarde, viajó en un transporte público.

Cracovia
El papa Francisco sufrió una caída ayer a la mañana mientras oficiaba una misa ante 300.000 fieles en Czestochowa, Polonia. El tropezón se produjo apenas comenzaba la misa en el santuario de la Virgen de Jasna Gora -la más venerada por el pueblo polaco- y Francisco fue rápidamente asistido.

Si bien la situación provocó susto entre los presentes, fuentes vaticanas confirmaron que no sufrió lesiones y pudo continuar con la celebración con total normalidad. La misa fue celebrada en italiano y traducida en forma simultánea al polaco.

Evidentemente estaba bien, ya que a la tarde el Papa utilizó el medio de transporte público más característico de Cracovia y el más ecológico: el tranvía. Fue hasta la gran explanada de Blonia, donde encontrará a los cientos de miles de jóvenes que participan en la Jornada Mundial de la Juventud.

Fueron tan sólo unos cuantos kilómetros los que separan el arzobispado, donde el pontífice se aloja, y el parque Jordán, en Blonia, pero Francisco se convirtió así en el primer pontífice que sube a un tranvía.

El mensaje
El poder y su atracción fatal

En el segundo día de su visita a Polonia, y ante más de 500 mil personas, el Papa aseguró que “ser atraídos por el poder es trágicamente humano”. Y agregó: “Ser atraídos por el poder, por la grandeza y por la visibilidad es algo trágicamente humano, y es una gran tentación que busca infiltrarse por doquier”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído