El planeta de los simios dejó de ser ciencia ficción

Los monos ganan la batalla en Hong Kong. Están fuera de control.

Hong Kong
Comienza el año del mono según el calendario lunar chino, pero Hong Kong intenta limitar a los primates en aras de la paz con los seres humanos.

Los turistas y habitantes disfrutan con los monos que viven en las colinas de la antigua colonia británica. El problema es que algunos son unos descarados. En los medios de comunicación abundan las anécdotas, como el caso de unos que "ocuparon" el patio de una escuela y robaron la comida de los niños.

En 2007, el gobierno hongkonés lanzó un programa de control de la población de primates con operaciones quirúrgicas de esterilización.

"El objetivo último es reducir los conflictos entre los animales y los seres humanos", explica Paolo Martelli, veterinario y especialista en monos que participa en este programa.

El número de monos disminuye. Los senderistas que recorren la jungla no se ponen de acuerdo sobre si son un valor añadido en el paisaje.

Acoso por comida
"Si no les damos de comer, nos acosan", protesta Easter Liu, de 56 años, en la ruta de Kam Sham, una zona del norte de Hong Kong conocida como "la montaña de los monos".

Los primates saltan de árbol en árbol, sin temer a los hombres.

"Creo que los monos se multiplican demasiado rápido, más rápido que la población de Hong Kong, me siento amenazada", reconoce Liu, una vendedora a la que un día uno de ellos le robó un helado.

Ataque
Tony Tsang, un arquitecto de 44 años, vivió una experiencia parecida. Un mono lo atacó para llevarse sus papas fritas y sus fideos instantáneos. "Mi primera impresión fue que eran simpáticos. Pero en cuanto escucharon el ruido de las bolsas de comida, se volvieron bravos. Fue más bien aterrador", contó a la AFP.

Otros consideran que estos animales forman parte de la herencia de Hong Kong. Los expertos responsabilizan de su comportamiento a los humanos que les dan de comer pese a la expresa prohibición de las autoridades.

El contacto con los humanos aumentó la agresividad de los monos y el índice de supervivencia de los ejemplares más jóvenes sube por la multiplicación de las fuentes de comida.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído