El presunto asesino de Gatti tuvo un fallido plan de fuga

Una amiga iba a pasar a buscarlo para sacarlo de la provincia.

POR CAROLINA DIOCARE / policiales@lmneuquen.com.ar

“Ah, buenísimo, ella sabe dónde estoy, decile si me puede venir a buscar”. Esa fue la respuesta de Nicolás Núñez, el hombre de 36 años acusado por el crimen de Fernando Gatti, en una comunicación telefónica que tuvo con su hermana dos días antes de ser detenido, en la que ella le ofrecía que una amiga lo sacara lejos de Las Lajas. Así fue relatado en la audiencia en la que un tribunal confirmó su prisión preventiva por riesgo de fuga.

Ayer se realizó una audiencia en la que el tribunal integrado por los jueces Estefanía Sauli, Dardo Bordón y Lucas Yancarelli confirmó por unanimidad la decisión de la jueza Mara Suste y ratificó la prisión preventiva de seis meses contra Núñez.

Te puede interesar...

Así lo había dispuesto la magistrada el domingo, tras avalar el peligro de fuga alegado por el fiscal Agustín García, en la jornada en que Núñez fue acusado por homicidio criminis causa y tentativa de robo agravado por el uso de arma de fuego apta para el disparo.

Tras el veredicto, a escasos metros del acusado y a siete días de cumplirse un año del crimen de Fernando, su familia respiró un poco de tranquilidad y festejó prácticamente en silencio la confirmación de la medida.

“Creo que esta segunda parte fue más complicada que la primera. Si bien la primera fue el shock de ver la cara del supuesto asesino, ahora es como volver a revivir todo, con los miedos de que no se haga justicia”, señaló Lucrecia, la esposa del zapatero, codo a codo con sus suegros. Entre los argumentos señalados por el tribunal, se mencionaron la pluralidad de domicilios del acusado, el desarraigo y que él mismo no tiene un trabajo fijo, ya que se encontraba en Las Lajas haciendo changas en la construcción.

“La existencia de las comunicaciones no fue negada, ni su contenido”, agregó Bordón, respecto de las intervenciones telefónicas a Núñez, y afirmó que el propio defensor, Gustavo Barroso, reconocía el peligro al solicitar la prisión domiciliaria.

Respecto del primer llamado de la hermana de Núñez a él, el fiscal Agustín García, indicó que fue ella quien le avisó que su mamá lo había reconocido en un identikit en la Comisaría 16, a lo que este le contestó: “Bueno, bueno, no me llames más. Borrá todo (pasó una contraseña)”.

El hecho ocurrió el 21 de septiembre de 2017, cuando el comerciante llegaba a la casa de sus padres junto a su hermana y su abuelo, instante en que fueron sorprendidos por Núñez y su cómplice que, tras exigirles dinero, lo mataron a sangre fría de un tiro.

audiencia-gatti-.jpg

--> Lleva 18 años abrazado al delito

El querellante Orlando Funes destacó en audiencia los antecedentes de Núñez y señaló que tiene una carrera prontuarial “con 18 años ininterrumpidos de antecedentes delictuales”. Entre otros antecedentes, detalló que registra una condena de siete años y 6 meses de prisión efectiva en octubre de 2001, una condena de dos años y dos meses de noviembre de 2017, un robo calificado con arma, otro robo en grado de tentativa, tenencia de arma, portación de arma, hurto de automotor y otro robo calificado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído