El clima en Neuquén

icon
25° Temp
28% Hum
LMNeuquen vacuna

El problema que puede surgir con la llegada de la vacuna

Un obstáculo impensado pueden ser la distribución y almacenamiento del antídoto contra el coronavirus.

La carrera de las grandes potencias y laboratorios para dar con la vacuna contra el Covid-19 encontró un obstáculo que no fue previsto y que podría traer mas de un dolor de cabeza a todos los países cuando tengan que distribuir y guardar la vacuna.

Este problema logístico ya se hizo visible en una de las más avanzadas vacunas contra el coronavirus de los EE.UU., creada por Pfizer en asociación con BioNTech, tiene que ser almacenada a -70° C (-94° Fahrenheit), alrededor de 30°C más fría que el Polo Norte en invierno. Científicos ya advierten que no es seguro que la vacuna sea aprobada para su distribución generalizada. Pero si lo es, muy pocos freezers tienen las características técnicas para alcanzar tan bajas temperaturas.

Te puede interesar...

"No hay precedentes de que las vacunas se almacenen a tan baja temperatura", dice Soumi Saha, farmacéutico y director de promoción de Premier, que organiza las compras de productos sanitarios para hospitales, residencias de ancianos y otros proveedores. La mayoría de las vacunas se transportan a lo largo de la red de la cadena de frío a una temperatura de 2° a 8°C (35° a 46°F), y la extraña vacuna requiere temperaturas tan bajas como -25°C (-13°F).

En Estados Unidos no hay muchos freezers que pueden llegar a -70°C y los que hay se encuentran en laboratorios, dice Saha, que tienen requisitos reglamentarios completamente diferentes a los de los congeladores farmacéuticos.

A raíz de este problema, "los estados están encuestando a sus redes para saber dónde están los freezers que alcancen esas temperaturas", dice Julie Swann, jefa del departamento de ingeniería industrial y de sistemas de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, que asesoró a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) durante la pandemia de gripe H1N1 de 2009.

pfizer.jpg

Carolina del Norte, por ejemplo, concentra una importante industria biotecnológica, por lo que podría tener más freezers ultracongelados que en cualquier otro lugar; Swann estima que podría haber 10 lugares en todo el estado con este tipo de almacenamiento en frío. Pero otros estados tendrán menos opciones. "Esto será muy diferente en Nueva York o Massachusetts que en Kansas o Wyoming", dice. "Mucho de esto será impulsado por la densidad y la industria".

Los CDC han dicho explícitamente a los estados que no inviertan en congeladores ultracongelados por el momento; todavía se desconoce demasiado sobre qué vacuna estará disponible y cómo será transportada. "Si yo fuera el estado, todavía compraría uno", dice Swann. "Puede que no compre 20, pero compraría unas cuantas". Swann dijo que consultó con algunas empresas de almacenamiento en frío, ninguna de las cuales tenía congeladores adecuados.

Los congeladores no son la única parte complicada de la distribución de la vacuna de Pfizer. "Las complejidades de este plan de almacenamiento y manejo de la vacuna tendrán un gran impacto en nuestra capacidad de entregar la vacuna de manera eficiente", dijo Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de los CDC, en un panel de los CDC en agosto.

Pfizer ha creado contenedores que mantendrán unas 1.000 a 5.000 dosis a -75°C (más o menos 15°) durante 10 días, manteniéndolas frías con hielo seco. La compañía también se ha asociado con UPS para construir dos granjas de congelación, una en Louisville, Kentucky y la otra en los Países Bajos, que pueden albergar 48.000 viales de vacunas a -80°C (-112°F.)

Una vez que las vacunas se descongelan, pueden guardarse en un heladera convencional durante cinco días, pero este tiempo puede ser consumido rápidamente en el viaje. "Si el producto sólo es bueno durante 10 días y se tarda dos o tres en llegar a una comunidad rural, ya se ha perdido el 30% del tiempo en que ese producto es viable", dice Saha.

Esta configuración de transporte creará una presión considerable para enviar cientos de vacunas cada día. "Los costes de transporte serían extremadamente altos", dice Prashant Yadav, un experto en cadenas de suministro sanitario de la Facultad de Medicina de Harvard.

Pfizer no está preocupado. "Esto es lo que hacemos todos los días. Tenemos años de experiencia probada en la gestión de la cadena de suministro y la cadena de frío", dijo un portavoz.

Pero un plan de distribución final se vería inevitablemente limitado por la ubicación de los super freezers médicos. El envío de miles de vacunas a la vez funciona para las clínicas de vacunación masiva, dice Swann, donde se anima a la gente a viajar al lugar de vacunación para recibir su dosis. "No ayuda a dar unas pocas dosis aquí o allá. Es mucho más difícil", dice. Los requisitos de la vacuna de Pfizer hacen que sea mucho más difícil de administrar en las zonas rurales, donde puede que no haya 1000 personas que puedan recibir la vacuna en el corto plazo disponible. "Ahí es donde nos preocupa el desperdicio", dice Saha.

Por otro lado, la vacuna creada por Moderna, requiere una temperatura de -20°C para ser transportada, una cifra que también es más fría que la mayoría de las vacunas. Sin embargo, en este caso hay más instalaciones de almacenamiento capaces de alcanzar esa temperatura que a -70°C. Algunos expertos creen que la distribución será más fluida si sigue el sistema de distribución por la ruta del frío establecido durante la gripe H1N1. "En cierto sentido, hemos tenido nuestra pandemia de prueba", dice Swann. "En cualquier momento puedes reutilizar lo aprendido en un caso de prueba, o en una prueba de funcionamiento, eso es mejor que tener que crear sistemas desde cero o cambiar los sistemas".

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

75.757575757576% Me interesa
3.030303030303% Me gusta
9.0909090909091% Me da igual
0% Me aburre
12.121212121212% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario