El clima en Neuquén

icon
Temp
95% Hum
La Mañana radar

El rol clave del radar de la Meseta durante la tormenta

Marca en color rojo las zonas de riesgo. Es la primera vez que se usa para un alerta meteorológico.

El radar de la Meseta pasó su primera prueba de fuego este lunes y martes, con la fuerte tormenta que azotó a la región. Cumplió un rol clave en los momentos más críticos, al indicar con color rojo las zonas de mayor riesgo y mostrar con precisión el desplazamiento de las nubes.

El radar neuquino se llama RM7 y funciona desde 2018 en la planta potabilizadora del EPAS de Colonia Nueva Esperanza, al noroeste de la ciudad. Se lo identifica con facilidad por la enorme bola blanca del extremo superior, que parece salida de una película de ciencia ficción.

Te puede interesar...

El equipo pertenece al Servicio Meteorológico Nacional y se instaló en Neuquén con la colaboración de Recursos Hídricos de la provincia. Permite ver en tiempo real el comportamiento de una tormenta en un radio de 240 a 400 kilómetros.

El RM7 forma parte del proyecto Sinarame (Sistema Nacional de Radares Meteorológicos). No está diseñado para pronosticar cómo va a estar el tiempo, sino para seguir de cerca un fenómeno una vez que se desató. Esta semana, completó con éxito su misión más importante.

Embed

"El lunes y el martes fueron dos tormentas distintas, porque la primera era una concentración de células conectivas, y el radar nos permitió ver qué zonas iban afectando y, en función de eso, rediagramar toda la logística", contó Betina Laurenzano, la directora provincial de Fiscalización Hídrica.

Explicó que el equipo toma varias imágenes seguidas "y podés ir viendo cuál es el desplazamiento de la tormenta, optimizar recursos y trabajar en alertas más locales".

Indicó que se trata de una tecnología "amigable", que permite entender el comportamiento de la tormenta sin necesidad de ser un experto en el tema. En cada gráfico o animación, los colores cálidos marcan las zonas de mayor intensidad y los fríos señalan los sectores con lluvias más débiles.

"Cuanto más cálido es el color, es que tiene más energía, que puede ser mayor cantidad de agua o granizo; es decir que, cuanto más rojo con blanco, bordó o marrón, mayor es la intensidad de la tormenta y puede estar vinculado a mayor cantidad de lluvia", detalló. Añadió que, por el contrario, "cuando se degrada del amarillo al verde y celeste, cuanto más celeste es, se trata de lloviznas".

Resaltó que este equipo "te da una vista más regional de los fenómenos meteorológicos, porque antes teníamos los gráficos que cubren desde San Luis hasta Chubut, a un escala de muy poco detalle, con una gran mancha".

Embed

Laurenzano confirmó que las intensas lluvias de esta semana fueron el primer episodio de alerta en el que se puso en juego la tecnología del RM7. "Fue la primera tormenta importante para el radar, porque hubo otra en el año 2019 y justo estaba fuera de servicio por una falla", relató.

Aclaró que este tipo de tecnología sirva "para seguir cómo está una tormenta una vez que entra la zona de visión, que tiene un radio de 240 kilómetros y puede llegar a los 400 kilómetros con menor precisión".

Advirtió que funciona "cuando ya tenés la tormenta y tenés que actuar ante la situación, porque no es para predecir un alerta, como hizo la AIC (Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas) desde la semana anterior".

Contó que los meteorólogos de la AIC pronosticaron las fuertes tormentas a partir de indicadores de nubosidad, vientos, humedad e imágenes satelitales. Eso llevó a que el gobierno provincial empiece a prepararse para el fenómeno desde el sábado pasado. "Y el radar permitió, cuando ya estábamos en alerta, ajustar dónde se ponen los recursos", acotó.

radar-meteorologico-invap-aic-2.jpg

Por ahora, el RM7 tiene un nivel de precisión que distingue la intensidad de las tormentas por localidades, aunque es viable lograr un acercamiento aún mayor con la tecnología del equipo.

"Hoy, por como se está ajustando, marca a nivel de ciudades y no llegamos todavía a tener un zoom de partes de una ciudad pero, a medida que se vaya calibrando, podemos tener una sensibilidad con mayor detalle", señaló Laurenzano.

El radar es autónomo, se monitorea a distancia de forma continua y se le hacen pruebas periódicas, Las tareas de mantenimiento están a cargo del Invap. Además, desde Recursos Hídricos, colaboran con la logística y los servicios de fibra óptica y electricidad.

Las imágenes en tiempo real del RM7 y del resto de los radares meteorológicos del país se pueden observar a través del sitio de Internet www.smn.gob.ar o por medio la aplicación "Meteorología Argentina".

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

14.423076923077% Me interesa
76.923076923077% Me gusta
0.96153846153846% Me da igual
1.9230769230769% Me aburre
5.7692307692308% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario