¿El sexting les quema la cabeza a los adolescentes?

Grabarse y enviar videos sexuales traería alteraciones mentales.

De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de Calgary, Canadá, hay una asociación entre ciertos hábitos sexuales específicos –falta de uso de anticonceptivos o la cantidad de actividad sexual practicada- y trastornos mentales como la ansiedad y la depresión. Este trabajo fue pensado para determinar si hay relación entre el sexting (producir y enviar a otras personas videos o fotos propias sexuales o eróticas) y la salud mental, y los datos indican que los adolescentes, que son quienes más abonan a esta práctica, tienen 2,16 de posibilidades más que el resto de no usar ningún método anticonceptivo y un 1,79 de sufrir las patologías mencionadas. Además, el sexting está relacionado con el consumo de alcohol (3,78 posibilidades de más), drogas (3,48 veces más riesgo) y tabaco (2,66). Es más: el estudio arriesga que también existe correlación con el comportamiento delincuente, ya que figura con 2,50 puntos más de probabilidades.

En esta investigación canadiense, se explica que los más jóvenes pueden sextear con intenciones relativamente inofensivas. Sin embargo, en el caso de que esas intenciones no lo sean tanto, puede generar una decepción emocional. Igualmente, tendrá problemas de algún tipo. La autora, Sheri Madigan, es psicóloga, y ya había participado en otro estudio sobre sexting, donde se concluyó que este hábito es una práctica cada vez más común entre los jóvenes: “El sexting se está convirtiendo en un componente normativo del comportamiento y desarrollo sexual de los adolescentes”, explica. Según sus datos, uno de cada siete menores de 18 años envió alguna vez algún mensaje de este tipo, y uno de cada cuatro, lo recibió.

Te puede interesar...

¿El sexting tiene muchos riesgos para chicos? Sí. Y en este segmento, los adolescentes más chicos resultan los más vulnerables debido a su relativa inmadurez, en comparación con los adolescentes más grandes.

Quienes lo practican tienen más chances de sufrir trastornos de ansiedad o depresión.

¿Qué aconsejarle a un menor?

Deben tener en claro que lo más importante es proteger la intimidad. En la sexualidad, es fundamental el autocuidado y también el respeto por el otro. En casos de sexting pasa por explicarles que no se puede hacer pública una imagen que nos llega como una intimidad compartida: es una agresión y hasta podría ser un delito.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído