El universo no es infinito, según Stephen Hawking

Salió a la luz el último trabajo del físico, quien falleció en marzo.

El 19 de marzo, apenas unos días después del fallecimiento de Stephen Hawking, el genial físico británico junto con su discípulo y ahora profesor en la Universidad de Lovaina Thomas Hertog terminaban un nuevo e importante trabajo científico. Uno que abría las puertas a la detección de universos paralelos al que habitamos. Ahora, la última investigación de Hawking acaba de ser publicada: la idea final se basa en la Teoría de Cuerdas, que predice que el universo es finito y, en realidad, mucho más simple de lo que se afirma en las principales teorías del Big Bang.

Según la idea convencional, en efecto, nuestro universo empezó a existir tras un breve estallido de inflación. O, dicho de otra forma, apenas una diminuta fracción de segundo después del Big Bang, el universo empezó a expandirse a un ritmo exponencial, y casi a la velocidad de la luz, para frenar después y empezar a expandirse tal y como lo hace actualmente.

La creencia general, sin embargo, es que una vez que la inflación empezó, siempre habrá partes del universo en las que nunca se detendrá. Determinados efectos cuánticos, en efecto, podrían mantener la inflación para siempre en algunas regiones del universo, de forma que, a nivel global, podría decirse que la inflación es eterna.

En ese escenario, la región observable del universo, en la que nosotros vivimos, sería sólo una burbuja o un universo en miniatura dentro de otro mucho mayor, un espacio limitado donde la inflación se detuvo y en cuyo interior pudieron formarse estrellas y galaxias.

“La teoría de la inflación eterna predice que, globalmente, nuestro universo es como un fractal infinito, con un mosaico de diferentes universos de bolsillo separados por un océano en inflación. Las leyes locales pueden diferir de un universo de bolsillo (burbuja) a otro, y todos juntos formarían un multiverso. Pero nunca fui fanático del multiverso, ya que si el número de diferentes universos dentro del multiverso fuera muy grande, o incluso infinito, la teoría jamás podría ser probada”, afirmó el propio Hawking en una entrevista el otoño pasado.

Para eliminar el molesto problema de los infinitos universos paralelos, Hawking y Hertog se aproximaron a la cuestión desde un ángulo diferente y afirmaron que la inflación eterna funciona, en realidad, de un modo muy distinto al que se deduce de la teoría actual. “Predecimos que nuestro universo es razonablemente liso y globalmente finito, y no fractal”, agregó el difunto físico.

En palabras de Hertog, “el problema con la explicación habitual de la inflación eterna es que asume la existencia de un universo de fondo (donde se encuentran los diferentes universos burbuja) que evoluciona según dicta la teoría de la relatividad general de Einstein, tratando los efectos cuánticos como pequeñas fluctuaciones a su alrededor. Sin embargo, la dinámica misma de la inflación eterna borra la separación que existe entre la física clásica y cuántica”.

Burbuja:Según el estudio, vivimos en un universo en miniatura dentro de otro mucho mayor.

La idea final se basa en la Teoría de Cuerdas y predice que el Universo es finito y muy simple.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído