El clima en Neuquén

icon
Temp
67% Hum
La Mañana diario

El vértigo de las rotativas se mantiene a buen ritmo

Hugo Adatti maneja máquinas de impresión desde que era un niño. Hoy es una de las figuras clave en el diario y los suplementos de papel.

Los talleres gráficos en donde se imprimen los diarios serían lugares difíciles de imaginar si no fuera porque en infinidad de películas hemos visto los interminables pliegos de papel deslizándose vertiginosamente por bobinas que parecen devorarlos.

Un estremecedor y constante ruido de máquinas y motores genera una atmósfera en torno a la cual, van y vienen los operarios, supervisando que todo vaya bien a ese ritmo frenético que impone la urgencia de las noticias. Cuando se detienen las máquinas y al final de cada jornada, la adrenalina queda en el aire y se adivina la calma que precede a la tormenta: la próxima edición. Aprovechando esa pausa, Hugo Adatti, “Jefe de las Rotativas” como se lo conoce en el medio, contó su historia frente a las maquinarias que gestan el diario día a día.

Te puede interesar...

Dice que comenzó a trabajar en gráfica desde los 11 años en una pequeña imprenta de un amigo del padre, en Adrogué. En el año 1987 entró en la Editorial Perfil hasta 1989 que pasó a Ámbito Financiero. Unos años después, lo enviaron a Neuquén a capacitar al personal para las máquinas que se había comprado el diario La Mañana del Sur. Le dijeron que era por un tiempo, pero finalmente Julio Ramos le pidió que se quedara en la capital neuquina.

“Soy Gerente de Producción y tengo a cargo todo lo que es la gente de máquinas, lo que es pre-prensa y lo que es la salida de expedición. Llegué a Neuquén por primera vez en 1990, en ese entonces, trabajaba para el diario Ámbito Financiero, por tres meses me dijeron y aún estoy aquí”, contó.

El trabajo de impresión es muy vertiginoso. No hay margen para el error.

¿Cómo recordás de aquellos comienzos?

Al principio aquí se trajeron tres unidades solas y se imprimía un diario en negro (letras negras sin ningún otro tipo de color). Unos años después empezarían a imprimir el diario a color. En un momento en nuestros talleres se habían montado simultáneamente las salas de impresión de impresión de Ámbito y de La Mañana una a cada lado.

Bajaban las páginas con las notas y los títulos y después el recuadro a dónde iba a ir la foto. Después se lo pasábamos en frente a la gente de Fotografía, que recortaban el recuadro y le agregaban la foto. Era un trabajo muy artesanal.

hugo adatti rotativa lm neuquen

¿Cuál de todas las noticias que desfilaron ante tus ojos recordás más?

Tengo un recuerdo de la Pueblada de Neuquén Capital en el año 1997, primero porque nunca había vivido algo así y segundo porque nos tocó hacer cuatro o cinco ediciones. Habíamos entrado a las 7 de la tarde y estuvimos hasta las 11 de la mañana del otro día, esperando cerrar porque los acontecimientos continuaban. Me acuerdo de Barullo, el fotógrafo que era el que siempre nos traía “la foto” porque siempre se metía en el medio de todo, pero esta vez nos estaba faltando esa foto para cerrar. Ese día me tuve que meter en el medio de todos, entre los policías y los manifestantes a rescatar al fotógrafo, la máquina, la foto, traérmelos a todos para que el diario pudiera salir con la edición completa de la nota.

Siempre fui un apasionado de mi trabajo. Creo que, si no te gusta lo que hacés, no podés laburar

¿Cómo se fue modificando la estructura de comercialización del diario con el surgimiento de otros medios digitales?

Los paradigmas de consumo cambiaron mucho, antes para nosotros “ganar la noche” (sacar a tiempo la edición nocturna) era vender más diarios. Una época en que no estaba internet y no había telefonía móvil, había más noche y consumo de noticias a través del diario. Pasabas por un bar y estaban todos leyendo un diario. Hoy eso cambió con las redes sociales, en las que lo que está pasando se puede ver en el mismo momento que está sucediendo, así que el consumo del diario en papel no es el mismo.

¿Qué significa cuando en las series y en las películas alguien dice: “Paren las Rotativas”?

Es muy importante porque primero que no cualquiera puede parar las rotativas, eso lo decide únicamente el jefe de redacción. No por cualquier cosa se puede detener todo el proceso de impresión, tiene que ser algo muy grave o bien que haya acontecido algo que merezca frenar la edición y retrasarse.

rotativa lm neuquen

¿Cuál es el futuro del diario desde tu perspectiva?

Yo vengo escuchando que el diario de papel va a dejar de existir, desde el año 1996 que íbamos a las convenciones de la ATDL, Asociación Técnica de Diarios Latinoamericanos, enviados por el diario. Y verdaderamente creo que el diario de papel va seguir existiendo, aunque no ya como lo conocemos.

Me imagino en una proyección de multimedios como el diario nuestro, con una impresión digital mucho más rápida que la actual. Y también con un sistema de suscripciones con ejemplares personalizados y adecuados a las distintas regiones o bien a los diferentes ámbitos de nuestra sociedad.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario