El clima en Neuquén

icon
Temp
77% Hum
La Mañana periodistas

El viejo oficio se acomoda a un mundo nuevo y globalizado

En pocos años, la labor en el diario tuvo cambios muy importantes. Todavía quedan recuerdos de la vieja redacción y el trabajo artesanal que se hacía para informar.

Todavía flotan en la redacción los cierres frenéticos de la medianoche, las rondas de ginebra para levantar los ánimos de la tropa cansada, el humo de cigarrillos que se mantenía espeso y quieto como una nube de tormenta, el tableteo insoportable de la teletipo, el olor del papel recién impreso y el de los negativos chorreando el líquido de revelado.

Ninguno de los periodistas de aquel entonces hubiésemos imaginado que con el correr de los años, ese frenesí se iría atemperando, que la tecnología daría un gran salto y que las cosas que se hacían de manera casi artesanal se conseguirían de una manera más fácil, casi automática, que habría otro camino más sencillo para comunicar.

Te puede interesar...

Soy un animal de diario que nació en aquella vieja redacción y que fue testigo de cómo fue evolucionando el trabajo periodístico, de cómo hombres y mujeres jóvenes que pasaron por allí terminaron de formarse como periodistas profesionales, sobreviviendo a los rigores y la disciplina que se imponía para escribir bien, para ser creíbles y, fundamentalmente, para ser honestos a la hora de informar.

redaccion antigua lm neuquen

¿Quién no soñaba con que su firma apareciera en una buena nota? ¿Quién no se ilusionaba con encontrar aquella gran historia que podía llegar a trascender todas las fronteras?

Algunos cambios llegaron de golpe. Otros tuvieron un proceso muy lento a lo largo de los años.

En la misma redacción de hoy funcionó el diario La Mañana del Sur que luego se convirtió en LM Neuquén. Quienes estuvimos en los dos medios, pudimos observar cómo se fue modificando todo. Algunos cambios fueron lentos; otros muy rápidos.

Un día el diario abandonó la monocromía y comenzó a imprimir en color. Un día los negativos dejaron de pasar por un escáner para convertirse en imágenes digitales dentro de una cámara. Un día murió el fax, después de una lenta agonía, para darle la bienvenida a Internet.

redaccion antigua lm neuquen

Un día aparecieron los teléfonos celulares. Y también un día que ya ni siquiera recordamos nos subimos al gran tobogán de la tecnología para lanzarnos a un mundo nuevo y globalizado que era necesario estudiar, pero que tenía para ofrecernos lo mismo que había en las viejas épocas: noticias para contar.

Algunos de los periodistas viejos todavía estamos en carrera, entregando la posta y transmitiendo nuestra experiencia a los jóvenes que recién empiezan y que tienen las mismas ganas e ilusiones que teníamos nosotros hace 30 años. Es maravilloso ver ese contraste generacional que convive entre medio de las nuevas herramientas que se imponen y que facilitan una mejor cobertura, aunque con el desafío de hacerlo con premura y con los conocimientos que hubo que aprender a lo largo de los últimos años.

Periodistas veteranos tuvieron que adaptarse a las nuevas tecnologías.

Hoy los desafíos son otros porque también hay que navegar en las turbulentas aguas de las redes sociales y porque millones de personas anónimas, con un teléfono celular en la mano, se convirtieron en periodistas danto a conocer primicias y subiendo a las plataformas fotos impactantes y videos increíbles, materias primas fundamentales para enriquecerlas y convertirlas en una gran historia.

redaccion diario lmneuquen

Sin embargo, el compromiso de informar con responsabilidad, entretener con creatividad y elaborar productos periodísticos, sigue siendo el mismo de siempre.

Por eso, quienes trabajamos en este medio todavía sentimos cómo flota en el aire el trajín de la vieja redacción con el ruido de las máquinas y los papeles volando por el aire y el entusiasmo contagioso de muchos de los que pasaron algún día por allí y que ahora viven en el recuerdo.

redaccion diario lmneuquen

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario