El clima en Neuquén

icon
18° Temp
36% Hum
LMNeuquen BIBLIOTECA

Empleado ladrón: se robó más de un millón de dólares en cartuchos de tóner

El empleado de una biblioteca compraba el repuesto y luego lo vendía por internet. Lo hizo durante 12 años y se robó una fortuna.

Fue un robo hormiga. Pero lo hizo durante más de una década y amasó una fortuna producto de su estafa. El delincuente es un empleado de una biblioteca que usaba un método de estafa muy visible, pero del que nadie se dio cuenta durante los 12 años que trabajó allí: compraba los cartuchos de tóner para las impresoras, pero en realidad no hacían falta: se los llevaba a su casa y los revendía por inter. Así, calculan que se robó más de 1,3 millones de dólares.

Randall Whited, un ex empleado de la Biblioteca Municipal de Austin, en Texas, Estados Unidos, está acusado de comprar tóner por un valor de 1,5 millones de dólares para el establecimiento en el que trabajaba, aunque en realidad después lo revendía por internet.

Te puede interesar...

A pesar de la altísima cifra que se llevó, nadie se dio cuenta del millonario robo hormiga durante los 12 años en los que el bibliotecario estuvo trabajando allí. Todo se descubrió gracias a un denunciante anónimo, que informó que Whited tenía el garage lleno hasta el techo de tóner.

Un informe judicial de 72 páginas detalla que gracias a esta estafa Whited logró amasar una pequeña fortuna, cercana a 1,3 millones de dólares, en el tiempo que pasó en la institución, entre octubre de 2007 y julio de 2019. No se quedó conforme con ese robo, sino que utilizó varias tarjetas de crédito de la biblioteca con las que compró consolas y videojuegos, cascos de realidad virtual, aspiradoras robot y hasta un drone.

robo.jpg
Tras la denuncia anónima, descubrieron cómo se robaba el tóner de la biblioteca.

Tras la denuncia anónima, descubrieron cómo se robaba el tóner de la biblioteca.

Un ladrón meticuloso

Tras la denuncia, los investigadores descubrieron que el empleado ladrón siempre llegaba media hora antes de su horario al trabajo. No lo hacía para ser cumplidor, sino para poder llevar adelante su robo hormiga sin la presencia de sus jefes. Las cámaras de la biblioteca lo captaron múltiples veces llevando cajas de tóner a su auto.

La empresa que le vendía los productos online confirmó la venta de tóner pero afirmaron que desconocían el origen del producto: pensaban que eran de legítima procedencia.

bibliotecario.jpg

Los investigadores del caso explicaron que la clave de la estafa fue la falta de procedimientos internos y auditorías en la biblioteca pública. Lo más grave del asunto, además de los pocos escrúpulos del ladrón, es que logró hacerlo por más de una década. Whited, el exempleado acusado, será juzgado en octubre.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
57.142857142857% Me gusta
28.571428571429% Me da igual
14.285714285714% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario