En Alepo llueven bombas que matan a los civiles

Los muertos se cuentan por decenas después de que ayer se intensificara el ataque a una zona controlada por los rebeldes.

Alepo

Una lluvia de bombas y misiles del régimen del presidente Bashar al Asad se precipitó ayer sobre los barrios de Alepo controlados por las fuerzas rebeldes, donde 250.000 civiles permanecen asediados desde julio. Los muertos se cuentan por decenas, calles enteras ardieron en llamas y al menos 40 edificios se desplomaron. La ofensiva general de las fuerzas gubernamentales contra los insurgentes se da con una intensidad sin precedentes en la dividida ciudad.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que cuenta con una amplia red de informadores sobre el terreno, aseguró que en la ofensiva aérea y de artillería desencadenada por el régimen de Damasco desde primeras horas de la madrugada se habían registrado más de 30 oleadas de bombardeos, que causaron al menos 27 muertos y dejaron reducidos a escombros numerosos edificios. Los equipos de defensa civil elevaron a más de 70 la cifra de fallecidos en los ataques, aunque fuentes sanitarias la situaban por encima de los 90. El Centro de Información de Alepo, gestionado por la oposición, aseguró que muchos de los incendios registrados en la ciudad se habían producido por el lanzamiento de bombas de fósforo blanco.

Las autoridades sirias instaron a los residentes de las zonas del este a evitar las posiciones de los “terroristas” -como el régimen denomina a todas las fuerzas rebeldes- y reiteraron su ofrecimiento de habilitar corredores seguros para aquellos insurgentes y civiles que quieran abandonar el asedio. “Los ataques del régimen parecen querer vaciar poco a poco los distritos rebeldes antes de tomarlos”, señaló un portavoz.

90 muertos habría provocado el ataque. Es el cálculo que hacen algunos organismos que, incluso, lo ponen un poco por encima. Hasta anoche no había datos oficiales.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído