En el barrio La Sirena los vecinos tienen que usar el baño de Jumbo porque rebasan las cloacas

Hace 10 días que los líquidos cloacales corren por las calles. Denuncian que el EPAS no hace las reparaciones.

Al olor insoportable ahora se sumó que los vecinos del barrio La Sirena no pueden siquiera usar los baños de sus casas porque los líquidos cloacales salen por todos lados.

El problema se detectó hace unos 10 días cuando el asfalto sobre la calle Lanín cedió, dejando un gran cráter por el que pasaba una gran pérdida de líquidos cloacales. Desde el EPAS informaron que se debía a una rotura en la Colectora Cloacal del Oeste y que el inconveniente había sido solucionado este fin de semana.

Sin embargo, desde entonces las personas que viven sobre las calles Armas, Lago Espejo y Saavedra denuncian que sufren de dos grandes pérdidas de líquidos cloacales que fluyen por las calles. En la esquina de Armas y Lago Espejo, la fuerza con la que sale el agua levantó las tapas para las cloacas.

Marcelo, un vecino del barrio, contó que los líquidos salen de los baños de las casas y que, por eso, deben usar los del supermercado Jumbo o los de la YPF de Saavedra y Ruta 22.

"Hicimos creo que 30 reclamos y no tuvimos ningún tipo de respuesta. Sabemos que como cedió el asfalto en Lanín se colapsó todo, pero lo único que hicieron fue poner una goma y un cono. Hace 10 dias que no podemos usar el baño tenemos todo rebasado", contó indignado el vecino.

Ayer, el EPAS aseguró que la obstrucción que afectaba a la colectora en esa zona había sido reparada. Sin embargo, hasta hoy los desechos no dejaban de fluir por las calles.

Calculan que para mañana repararán el colector de calle Lanín

Según informaron desde el EPAS, están trabajando en la desobstrucción del colector cloacal en calle Lanín que se detectó el pasado viernes. Calcularon que el inconveniente estará solucionado dentro de las próximas 24 horas.

El equipo técnico operativo del EPAS trabaja desde el viernes en el lugar con el objetivo de desobstruir el colector y normalizar el servicio de saneamiento en el sector afectado.

El inconveniente se registró en uno de los principales colectores cloacales de la ciudad, con cañerías de 600 milímetros de diámetro, ubicado sobre calle Lanín, entre Labrín y Anaya, aproximadamente a 50 metros de la fisura que se produjo sobre el mismo, el pasado viernes 1 de julio.

Corroboraron que la fisura de las cañerías socavó el pavimento, lo que provocó el ingreso de materiales sólidos a la red que obstaculizan el transporte de los líquidos cloacales hacia la planta de tratamiento Tronador, como piedras, tierra, escombros y asfalto. Esto generó retrocesos y desbordes aguas arriba del colector en el barrio La Sirena.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído