En el Castro Rendón le salvaron la vida a una mamá y a su bebé con una cirugía

Un equipo multidisciplinario de médicos del hospital Castro Rendón salvó a una mamá que padecía acretismo placentario, una patología cada vez más común entre las embarazadas, y a su bebé.

El acretismo placentario consiste en una adherencia anormal de la placenta a la pared uterina por la cual el nacimiento del bebé puede conducir a una hemorragia masiva que pone en riesgo la vida de las madres. Los doctores brindaron una conferencia de prensa para advertir a la población sobre el aumento de los casos de acretismo, que está vinculado directamente al aumento de la práctica de cesáreas.

El último caso tratado con éxito por el equipo médico del Castro Rendón ocurrió a fines de diciembre. Una mujer embarazada de 38 años fue diagnosticada con acretismo, pero la obra social no le cubría la operación y el Hospital de Cipolletti la derivó con más de 30 semanas de gestación.

Los médicos de los servicios de Obstetricia, Ginecología, Urología, Hemoterapia, Terapia Intensiva, Neonatología y Anestesiología del hospital neuquino iniciaron un operativo de urgencia y en menos de 24 horas le realizaron la operación.

Esta mañana, ante la prensa, señalaron que el número de consultas y la asistencia de embarazos con diagnóstico prenatal acretismo ha ido aumentando significativamente en el tiempo, vinculada al incremento de las prácticas de cesáreas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído