En el Duam se da la vuelta al mundo en una tarde

La Fiesta de las Colectividades ofrece comida y cultura de 20 países.

Ana Laura Calducci - calduccia@lmneuquen.com.ar

La cuarta edición de la Fiesta de las Colectividades ofrece puestos de comida y cultura de 20 países de todo el globo, donde el público puede aprender la historia de cada región, probarse trajes típicos, participar de celebraciones de otras latitudes o saborear bebidas y platos tan variados como coloridos.

Dentro del edificio están los mostradores gastronómicos, con mesas y sillas para degustar en familia las comidas elaboradas por hijos y nietos de migrantes, a partir de recetas que pasaron de generación en generación. Afuera, junto al escenario, están los puestos “culturales”, para sacarse fotos caracterizados como pobladores de otro país y comprar sombreros, bolsos y hasta plantas originarias de otros puntos del planeta.

Te puede interesar...

Ignacio Urtasun atiende el mostrador de comida vasca. Es nieto de migrantes y en su familia casi todos usan boina, en honor a sus raíces. “El abuelo llegó acá porque eran once hermanos, tenían que elegir uno que venga a hacer la América y justo le tocó a él”, recordó.

Fabián Najman, de Israel, también es nieto de un migrante y mantiene las tradiciones judías con su familia. Contó que de la comida que ofrecen la más requerida son los knishes, “que se hicieron famosos por la novela Graduados”.

Colectividades-página-7-1.jpg

En el puesto de México exhiben piñatas, bordados y muñecas. Cynthia Falcón, que llegó al país en 2012, contó que “muchos vinieron por el petróleo y esta feria sirvió para conocernos”. “Acá se enteran de que hay una colectividad y después nos juntamos a celebrar nuestras fiestas”, expresó.

En el espacio de Perú, Elio Morales Mogollón cuenta sobre la cultura incaica, acompañado de la música, cerámica y hasta plantas típicas del imperio precolombino. Vino a la Argentina hace 43 años, se casó con una descendiente suizo-alemana y sus hijas son argentinas.

Aixa Heiland atiende el puesto alemán, que este año está dedicado a la Oktoberfest. Además de cervezas, hay sombreros “camp bart” decorados con pines y este domingo harán una representación de un casamiento del Volga, la región de donde llegó su abuelo.

La fiesta organizada por el gobierno provincial culmina mañana. Por la gran aceptación que tuvo, prevén que se realice todos los años, el segundo fin de semana de noviembre.

Colectividades-página-7-recuadro.jpg

LEÉ MÁS

El Encuentro de Artesanos copó el centro de la ciudad

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído