En La Herradura denuncian tala indiscriminada

Muchos árboles autóctonos fueron derribados por las máquinas. Desde el municipio de Plottier aclararon que es la zona pertenece a una propiedad privada.

Los vecinos del barrio La Herradura están muy preocupados porque en las últimas semanas conviven con el ruido de las máquinas que talan árboles, tapan lagunas y abren caminos. Denunciaron que destruyen el hábitat natural donde vivían muchas especies de animales y plantas.

Desde hace unos dos meses talaron cientos de árboles que estaban en la calle del ingreso a La Herradura y avanzaron hasta la zona de humedales, detrás del barrio, donde cambiaron notoriamente la geografía.

Te puede interesar...

“Nosotros podemos entender que haya nuevos loteos, pero acá no contemplaron ni la fauna ni la flora autóctonas. Tiraron abajo cientos de sauces colorados. Nadie está custodiando la ecología”, denunció a LM Neuquén Claudio Ortiz, vecino de la zona.

Detrás de muchas de las casas de este barrio había un sector que se inunda cuando suben las napas, por lo que los vecinos están preocupados de que sus casas queden en un lugar inundable.


Embed

Desde el Municipio, Laura Bonotti, secretaria de Obras, Planeamiento y Catastro de Plottier, explicó que la zona es privada y que se enmarca dentro del espacio contemplado por el Código de Planeamiento Urbano habilitado para la construcción.

“Es una propiedad privada, producto de un juicio que Forestadora del Limay le ganó al Municipio. La forestadora le vende a un abogado que es el que presenta el loteo. Entre varios documentos se les pidió el proyecto de impacto ambiental, que tiene algunas observaciones que ya se corrigieron”, aseguró la funcionaria.

El barrio La Herradura quedó en el medio de una zona llena de árboles, muy cerquita al río Limay, y si bien no estaba contemplada en el polígono de zonificación del primer proyecto del Código de Planeamiento Urbano aprobado hace pocos años, finalmente se incluyó su nomenclatura catastral dentro de lo habilitado.

Bonotti explicó que este loteo tiene hecho solamente una primera habilitación que es la de factibilidad, y aclaró que son varias las cuestiones que aún tiene que contemplar para obtener la habilitación final del Municipio que le permita inscribirse en Rentas provincial.

“Igualmente con solo esta primera instancia ya tienen permitido los primeros trabajos que están realizando”, aclaró la funcionaria.

Los vecinos coincidieron en que no están en contra de nuevos loteos, pero siempre y cuando se respete el ecosistema. “No es lo mismo un loteo en una chacra donde había frutales, que acá donde hay un bosque rivereño”, afirmó otro de los vecinos.

Maras, patos, cisnes, búhos, ranas, sapos, varias especies de aves, liebres y cuis habitaban esta zona donde ahora avanzan las topadoras.

Lorena Del Águila, es otra de las vecinas de La Herradura, quien aseguró que hace dos semanas que las máquinas están “arrasando”.

“Las máquinas están trabajando desde las 8 hasta las 18 de lunes a lunes tirando árboles sin medir consecuencias”, contó la vecina Natalia Troncoso.

En el sector donde hubo lagunas, hoy rellenado con tierra y piedras hay un hombre que trabaja en la seguridad. Miguel Ángel Henrique Borquis, quien aseguró que es una “zona privada y que el trabajo está autorizado por el Municipio”.

Entre los vecinos y esta persona de seguridad ya hubo varios enfrentamientos. La pérdida de los espacios verdes parece que no es algo que los vecinos estén dispuestos a aceptar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído