En Plottier, el paro municipal ya afecta a los comerciantes

Dicen que desde que se desató el conflicto cayó el nivel de ventas, especialmente en los locales ubicados en cercanías de la oficina de Recaudaciones.

NEUQUÉN
Por los 26 días consecutivos de paro por la demora en el pago de salarios y las manifestaciones frente a la sede de Recaudaciones de los empleados municipales, los comerciantes del centro de la ciudad aseguran que se vieron perjudicados en las ventas, que los clientes tienen miedo de dejar el auto en la zona y que están cansados de esta situación.

Durante este paro y en otros anteriores la oficina de recaudaciones en la avenida San Martín y también la Municipalidad fueron los lugares elegidos para los reclamos. Allí los gremios hicieron "permanencias", prendieron fuego neumáticos y sacudieron los bombos en reiteradas oportunidades.

Es por esto que los comercios de la principal avenida de la ciudad, en sus primeras dos cuadras, se vieron afectados por los reclamos y también por la baja de las ventas a los mismos empleados municipales, que al no saber cuándo van a cobrar sólo compran lo urgente e indispensable.

Natalia, empleada en un comercio de la zona, aseguró que "no dejan trabajar". "Arrancan a las 7 con los bombos y no paran hasta las 16", agregó.

Unos metros después, Camila opinó que "está mal que no paguen en tiempo y forma los sueldos de los empleados y que muchos se acercan, pero que no concretan las compras justamente porque no tienen plata".

Una comerciante de la zona aseguró que las ventas cayeron muchísimo, por ejemplo en el Día de la Madre, ya que al tener cortadas las calles los autos no pasaban por su frente.

Recaudaciones
La oficina de los eternos conflictos


Algunos comerciantes ya están analizando pedirle al intendente que mude la oficina de recaudaciones al Municipio. "Sería importante que su reclamo no perjudique a nadie", consideró Alejandra, empleada en un local.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído