Entraron a su casa y maniataron a su hija para robarse un Iphone

El hecho ocurrió esta mañana en el barrio Capellán. Trabajó personal policial de la Unidad Cuarta, la Brigada de Investigaciones y el fiscal Guillermo Merlo.

Una vecina del barrio Capellán denunció este mediodía que dos delincuentes irrumpieron en su casa mientras se encontraba haciendo trámites en el banco Macro y que, además, maniataron a su hija con cables para robarse un teléfono celular de alta gama y otros objetos de poco valor. En el lugar trabajó personal de la Unidad Cuarta, la Brigada de Investigaciones y el fiscal Guillermo Merlo.

El hecho ocurrió minutos antes de las 11 de la mañana en Los Coihues, a pocas cuadras de la calle Luis Toschi. Los ladrones ingresaron a la vivienda sin ejercer violencia y, según se determinó a partir del relato de la chica que se encontraba en el interior, no tenían armas y estaban con la cara descubierta.

En diálogo con LM Cipolletti, Merlo explicó que la dueña de la casa salió con su camioneta al centro de la ciudad para realizar papeleos administrativos y que cuando regresó vio a dos sujetos saliendo por la puerta de entrada.

La damnificada contó que le gritaron "Ahí te dejamos a tu hija", con tono despectivo y amenazante.

"La señora se desesperó y entró para ver cómo estaba su hija, que tiene alrededor de 27 años. Una vez adentro, la encontró con las manos atadas con cables de varios cargadores de celular. No la lastimaron y ella aseguró que se encontraba en buen estado de salud. Los sujetos sólo se llevaron un Iphone y otros elementos sin valor. No había plata ni tenían una caja fuerte", informó.

A su vez, señaló que una vecina que escuchó un golpazo en el garage salió para ver qué sucedía. En ese momento, pudo ver a los delincuentes subiéndose a un auto gris y escapando por calle Toschi en dirección a la Ruta Nacional 22.

Dudas y misterio en torno al robo

El fiscal de la causa señaló que cuando llegaron los efectivos policiales al lugar, la mujer les dijo que le habían robado la llave de la casa mientras estaba en el banco y que estas personas fueron las mismas que entraron a robar.

Sin embargo, una vez más calmada y con la seguridad de que su hija estaba bien, confesó que cuando terminó de hacer trámites se dio cuenta de que le faltaban las llaves que había guardado en la guantera de la camioneta, razón por la cual creen que las habría olvidado puestas del lado de afuera de la reja. Sin embargo, aún se desconoce si existió el supuesto robo.

En las últimas horas, personal policial y la Fiscalía cipoleña dieron inicio a la investigación y ya trabajan para dar con las imágenes capturadas por las cámaras de seguridad del mismo barrio y las de la Municipalidad. También analizarán las de las cámaras del banco Macro para determinar qué fue lo que pasó con certeza.

LEÉ MÁS

Robaron un conocido ciber del centro y quedaron escrachados por las cámaras

Dos adolescentes se robaron una moto, la llevaban a la rastra y terminaron en el calabozo

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído