LMNeuquen Dólares

Entró en kayak a un country y se robó 100 mil dólares

El ladrón, de 38 años, fue detenido mientras escapaba por el agua con el botín que había logrado en la localidad bonaerense de Tigre.

El hombre detenido en el complejo Nordelta, del partido bonaerense de Tigre, quedó imputado por seis hechos de robo y hurto cometidos durante las casi 20 horas que estuvo dentro de dos de los barrios, y hacía dos meses había recuperado la libertad tras cumplir una condena de tres años y medio de cárcel por delitos contra la propiedad.

Se trata de Carlos Adrián Diez (38 años), quien quedó alojado en los calabozos de la comisaría 4ta. de Tigre, y en las próximas horas será indagado por videollamada por la fiscal de Benavídez a cargo de la causa, Laura Capra. Tras el análisis de los videos de cámaras de seguridad que registraron sus movimientos, Capra y los investigadores de la Subdelegación Departamental de Investigaciones (Sub DDI) de Tigre lograron reconstruir el derrotero del delincuente solitario que llegó e intentó escapar de Nordelta navengando en kayak.

Te puede interesar...

Según la pesquisa, el ladrón llegó a las 0:30 del domingo y fue detenido alrededor de las 20, cuando, luego de haber estado refugiado durante varias horas sin poder ser localizado y aprovechando que ya había oscurecido, intentó escapar por el mismo lugar del Lago Central por donde se cree había ingresado, pero fue visto por un vecino que alertó a las autoridades.

aPLATA0102.png

La fiscalía le imputa a Diez un total de seis hechos: un “robo simple” en el barrio La Isla -de donde se llevó casi 100.000 dólares y una mochila-, dos “tentativas de hurto” en propiedades de un empresario y un arquitecto del barrio El Golf -de una de esas casas sacó una cartera Luis Vuitton pero la dejó abandonada en el jardín-, y los tres “hurtos” de los tres kayaks que utilizó para desplazarse por esos dos countries interconecctados por sus lagos.

El hecho más grave, el robo en La Isla, ocurrió en la casa de un contador, donde el delincuente encontró una suma cercana a los 100.000 dólares en el cajón de una oficina que el dueño de casa tiene en la planta baja de la propiedad, mientras la familia dormía. Allí, también forzó pero no logró abrir una caja fuerte, según precisaron las fuentes. “No sólo se llevó el dinero, sino que también, antes de escapar fue a la cocina, se comió una banana y dejó tirada la cáscara”, contó un jefe policial de la investigación.

En Nordelta ya lo habían atrapado

En 2010 ya había sido apresado en Nordelta por hechos muy similares a los cometidos ahora, razón por la que los propios empleados de seguridad del complejo lo reconocieron. Aquella detención fue el 9 de abril de 2010 en el barrio La Alameda de Nordelta, donde Carlos Diez fue encontrado escondido con aparatos electrónicos, relojes, perfumes y cámaras de fotos que habían sido sustraídos de casas de ese country. Esa vez, fue uno de los vecinos damnificados se dio cuenta de madrugada que le habían entrado a robar.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

10.714285714286% Me interesa
51.785714285714% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
37.5% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario