Entró a un sex shop a robar y terminó en la comisaría

Ató a la empleada con lencería y robó $400, pero lo atraparon.

Lo suyo no era comprar lencería erótica para su novia, su mujer o su amante. Al sex shop de la calle Teniente Ibañez 425 entró para robar y agredir a la empleada del local. La vio sola, sin mayores contratiempos en la calle y aprovechó la ocasión para sorprenderla.

Minutos después de las 11 de ayer, se acercó hasta la puerta de ingreso y golpeó. La damnificada pensó que era un cliente que venía a comprar y le abrió. Enseguida se abalanzó sobre ella, le reveló su propósito y la tiró al piso.

Aterrada por la situación, no se le ocurrió para nada resistirse, aun cuando el joven ladrón no le había exhibido un arma. Bastó con utilizar las palabras para intimidarla y lograr que su víctima quedara en shock. El delincuente quería dinero y, por si acaso algo se le fuera de las manos, utilizó la lencería erótica que estaba a la vista para inmovilizar a la empleada del local.

Con la situación bajo control, se hizo de dos teléfonos celulares y sustrajo unos 400 pesos de la recaudación, para luego huir. Adentro del local, conocido con el nombre de Sexfun, quedó tirada la empleada, quien enseguida pidió auxilio. Vecinos que pasaban por allí y escucharon sus gritos, no dudaron en acercarse y ayudarla.

Llamaron a la Policía y el Comando Radioeléctrico, que recibió el llamado, dio parte enseguida a la Comisaría 32 de la jurisdicción. Junto a personal de la Cuarta, se acercaron hasta el comercio, entrevistaron a la víctima y pese al estado de conmoción en que se encontraba, pudo aportar algunas características.

Según informó el comisario Daniel Uribe, de la seccional 32, con la información que pudo proporcionar la víctima implementaron un operativo cerrojo en la zona que dio resultados. A unas cuadras del sex shop, atraparon a un joven de similares características, que en su poder tenía el botín robado a la mujer.

Relató que un efectivo de la Comisaría Cuarta, que colaboró con la búsqueda del sospechoso, lo interceptó en 9 de Julio al 600, a unas siete cuadras del lugar donde ocurrió el robo.

El comisario aseguró que el ladrón no se resistió ni tuvo tiempo de escapar, ya que el personal actuó de manera inmediata. Entonces, notaron que portaba los $400 y los celulares, que más tarde fueron reconocidos por la víctima.

El ladrón, de 28 años, quedó detenido en la unidad 32 a disposición del Juzgado de Instrucción 2.

"Vive en Cipolletti, pero es nacido y criado en General Roca, donde estuvo preso en el penal purgando una serie de robos", indicó Uribe.

Aunque la víctima no resultó lesionada, se informó que tras el robo quedó en shock.

El golpe
Un ex convicto que actuó sin armas

Descuido
El delincuente se dio cuenta de que la mujer estaba sola y aprovechó la oportunidad. Ella pensó que era un cliente.

Antecedentes
El detenido tiene 28 años y es de Roca, donde purgó condenas por varios robos. Ayer actuó sin armas, pero logró atemorizar a la víctima para apoderarse de la recaudación del local.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído