El clima en Neuquén

icon
28° Temp
15% Hum
La Mañana candidato

Es constructor de mañana y candidato por la tarde

Fabián Ungar, del Frente de Todos, trabaja como maestro mayor de obras.

Si bien Fabián Ungar es hoy el precandidato a diputado nacional por la agrupación ‘Neuquén de Todos’ en las PASO del Frente de Todos, también sigue siendo constructor.

"Hay semanas que se me hacen largas porque cada mañana me dedico al trabajo en la obra y a partir del mediodía hago campaña. Pero no me quejo porque sé que soy un privilegiado: tengo trabajo, puedo mantener a mi familia, y ahora voy por el sueño de ser diputado para representar a todos los neuquinos. Los domingos los aprovecho para estar un rato con los míos y cargar las pilas, y me preparo mentalmente para encarar los lunes, que son los días más largos para los que laburamos en una obra", explica.

Te puede interesar...

"Siempre resulta que falta cemento, o te avisan del corralón que sólo les queda hierro del 6 cuando necesitás del 8, o te rebota un cheque que contabas para pagarle la quincena a los muchachos, o no aparece el contenedor que habías pedido", repasa con una sonrisa.

Cada mediodía de los últimos meses, Ungar dejó el casco en la cabina de su camioneta y puso primera rumbo a una actividad de campaña: un día era una reunión con empresarios de pymes, y al siguiente le tocaba enfilar para los barrios del oeste de la ciudad de Neuquén para volantear en las esquinas, a la vieja usanza. "Salió buena mi chata, es un fierro. Le cargo de todo en la caja y se la banca. Como me encanta la ruta, me cuesta largar el volante: la semana pasada viajé a Villa la Angostura y Junín de los Andes, después estuve por San Martín unas horas y me fui para Aluminé antes de pegar la vuelta para Neuquén, y sólo dejé de manejar cuando tuve que dar una entrevista para la radio", cuenta.

p08-f01b(SCE_ID=543520).jpg

Falta de obras

Ungar se trajo postales agridulces de este viaje, y de otros que hizo en las últimas semanas. Recuerda el puente angosto de La Rinconada, por ejemplo: "Una vergüenza que la entrada a esa maravilla que es el sur de la provincia aún sea ese puentecito precario de 2,5 metros". O el frío terrible que pasan cada invierno los que no tienen un techo digno, "esos cincuenta mil neuquinos que encima no tienen gas natural y tienen que pagar la leña como si fuera oro". Y tantos paisajes únicos, casi inexplotados: "Paso por El Chocón y no entiendo cómo no es otro Carlos Paz. Con ese lago, esos cañadones y el tema de los dinosaurios, los yanquis hace rato que hubieran hecho hasta un parque de diversiones a lo Jurassic Park". U otra obra desperdiciada, el aeropuerto de Zapala, "que está casi abandonado cuando podría ser el gran nodo logístico para las cargas en la provincia, el lugar adonde lleguen los equipos pesados para Vaca Muerta y desde donde los neuquinos podamos exportar a los países del Pacífico".

En estos viajes palpó la abulia de los neuquinos ante las elecciones: "Entiendo que no haya interés en esta campaña. Recién estamos saliendo de la pandemia gracias a la vacunación, y aparecen las preocupaciones que tiene la gente: la falta de trabajo y de vivienda, los precios que suben, la señal de internet que es pésima, la falta de futuro para los jóvenes", dice.

La vuelta a la política

"Perdimos en el 2015 y renuncié a mi cargo para dedicarme a mi pequeña constructora. Todo este tiempo lo pasé trabajando como maestro mayor de obras: por eso digo que soy el único candidato que tiene CUIT, el único que sabe lo que es pagar una quincena o un formulario 931 o tener que despedir a un albañil, el único que no vive de la política y sufre la inflación cada vez que compra materiales. No me va mal como constructor, pero volví a la política activa porque me cansé de ver que los políticos de la provincia están lejos de la gente, saltando de un cargo a otro sin salir de su zona de confort, sin pensar jamás en un proyecto para que en Neuquén todos podamos vivir mejor, porque esta es una provincia rica pero mal gestionada. No puede ser que se batan récords de producción de petróleo y esa plata no sirva para construir viviendas o generar trabajo genuino", se indigna.

La campaña por WhatsApp

En una campaña atípica por la pandemia, Ungar tuvo que ingeniárselas para mantener el contacto con los neuquinos y las neuquinas.

“Al no poder hacer actos masivos, decidí hacer público mi número de WhatsApp para que los vecinos me cuenten lo que les preocupa y las ideas que tienen. Ya me llegaron cientos de mensajes al 2994040533; yo los respondo uno por uno, y a partir de esas charlas definimos con mi equipo proyectos que tienen que ver con necesidades concretas de la gente. Puede ser un plan de incentivos a la construcción de viviendas sociales, una ley para premiar la adopción de perros abandonados o un proyecto para crear reservorios de agua para las temporadas de sequía, por ejemplo”, dice el candidato, quien lamenta que su rival en la interna, Tanya Bertoldi, esquive las propuestas de debate público que le hizo: “Creo que les debemos un debate serio a los votantes, para que al entrar al cuarto oscuro tengan claro cuáles son los valores de cada candidato y así decidan quién puede representarlos mejor en el Congreso. Espero que Bertoldi acepte mi propuesta y no sea como Vidal y Santilli, que como no tienen propuestas le escapan al debate en Buenos Aires”.

p08-f02(SCE_ID=543514).jpg

Ungar imagina que la del lunes 13 de septiembre, el día después de las PASO, será una jornada como tantas otras.

“Gane o pierda, ese lunes me voy a despertar a las seis, como siempre. Si me toca ganar y ser el candidato del Frente de Todos en noviembre, voy a estar un poco más contento, eso es seguro, pero en todo lo demás no creo que sea un lunes muy distinto... Tomaré unos mates con mi señora, repasaré con mi hijo los presupuestos para el corralón, subiré a la chata, prenderé la radio para escuchar las noticias y me iré para la obra, a laburar como todas las mañanas”, concluyó el peronista.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario