El clima en Neuquén

icon
Temp
83% Hum
La Mañana Piernas

Es enfermera, perdió las piernas en la guerra en Ucrania y logró bailar en su boda gracias a su esposo

Oksana es una enfermera ucraniana que pisó una mina rusa en la ciudad de Lysychansk, por lo que terminó perdiendo sus piernas. Sin embargo, durante su boda pudo bailar junto a su marido. ¡Video!

La guerra que mantiene Rusia en Ucrania está dejando miles de víctimas fatales y heridos graves. Un caso que conmovió al mundo es el de Oksana, la enfermera ucraniana que pisó una mina antipersona rusa, cuando estaba con su novio camino a su casa en la ciudad de Lysychansk. Los daños de la explosión le generaron heridas graves, y luego de cuatro intervenciones quirúrgicas, los médicos le amputaron las dos piernas y cuatro dedos de la mano derecha. Después, fue evacuada a la ciudad de Dnipro y luego a Lviv en la frontera occidental.

Al recordar el trágico momento en que pisó el explosivo, Oksana afirmó: "Viktor me miró cuando explotó la mina. Caí con la cara en el suelo. Hubo un ruido extremo en mi cabeza. Luego me di la vuelta y comencé a arrancarme la ropa. Pensé que sería más fácil respirar porque no había suficiente aire".

Te puede interesar...

Viktor se quedó paralizado cuando la mina explotó debajo de su novia: “Cuando sucedió, me rendí desesperado, no sabía qué hacer. La vi que no se movía”, declaró. Ya más seguros y lejos de las ciudades más devastadas por el conflicto, Oksana y su novio Viktor decidieron casarse. La boda se celebró en una sala de cirugía de un hospital.

Embed

El video que se viralizó en las redes muestra a la pareja bailando en una sala del hospital de esa ciudad ante la mirada de los pacientes. A Oksana se la puede ver muy emocionada en los brazos de Viktor.

El novio la mantiene alzada mientras bailan y los presentes comienzan a aplaudir siguiendo el ritmo de la música. El vestido y la torta de bodas fueron donados por voluntarios del centro asistencial.

La pareja se propuso salir adelante para cuidar a sus hijos, "Necesito seguir viviendo. No es el final de la vida. Si Dios me dejó con vida, ese es mi destino”, confió Oksana en el hospital.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario