El clima en Neuquén

icon
Temp
95% Hum
La Mañana ciento

Es generalizado el empobrecimiento de los ingresos

Los salarios siguen atrás de la inflación. La repercusión de la crisis en los ingresos es preocupante.

Los salarios siguen corriendo desde atrás a la inflación. Todavía no se nota en el consumo de los supermercados la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores, pero en algún momento se sentirá si la situación se prolonga en el tiempo. La actividad económica creció a más del cinco por ciento anual en abril, según el INDEC. La mejora mensual fue del 0,6 por ciento frente a una caída del 0,8 que había registrad en marzo respecto a febrero.

Con esos datos, en el primer trimestre la desocupación calcó el desempeño de los últimos tres meses del año pasado. Más de un millón de planes sociales para desocupados ayudó a reducir el porcentaje de trabajadores sin trabajo.

Los ingresos totales de la población nacional se incrementaron 58 por ciento anual en el primer trimestre, dos puntos menos que la inflación anual medida en mayo. La inflación lleva a la rastra a los ingresos. Ergo, va adelante.

El ingreso promedio de los trabajadores ocupados en el primer trimestre fue de 61.843 pesos, reveló el organismo de estadísticas que conduce el hijo de Roberto Lavagna, Marco. Con esos ingresos no alcanza para cubrir el costo de la canasta básica total, que marca la línea de la pobreza por ingreso, para una familia de tres integrantes. En mayo, el INDEC midió el costo de esa canasta en 79.354 pesos para tres personas, 99.677 pesos para cuatro personas y 104.838 pesos para las familias con cinco integrantes.

El ingreso promedio mensual del 20 por ciento más pobre fue 23.443 pesos el primer trimestre, mientras el 20 por ciento más rico tuvo ingresos mensuales promedio por 142.016 pesos.

Los números reflejan un empobrecimiento generalizado.

En el primer trimestre empeoró algo el coeficiente Gini, que mide la desigualdad de ingresos entre el diez por ciento más pobre y la porción igual más rica de la población. De 0,413 saltó a 0,430. La medición va del 0 al 1, siendo más desigual la relación de pobres y ricos cuanto más se acerque el índice al 1.

El desempeño del salario frente a la inflación es clave en la cuestión del ingreso. Después de la pandemia se recuperó el empleo, pero claramente la calidad del mismo se precarizó fuerte.

En abril, los salarios se incrementaron en torno al cinco por ciento, mientras la inflación midió un punto más. La peor parte se la llevaron los trabajadores estatales, que tuvieron aumentos del 2,7 por ciento. En este caso, Neuquén es un caso atípico en el tablero nacional con el acuerdo salarial por inflación.

En los primeros cuatro meses del año, los salarios aumentaron en promedio 20,6 por ciento frente al 23,1 por ciento de la inflación.

Lo más leído