Es mitómano, mató a toda su familia y en 10 días puede quedar libre

Jean-Claude Romand pasó 25 años en prisión y pidió libertad condicional.

Francia. Lo llaman el Satán de la Biblia. Jean-Claude Romand tiene 64 años y es un mitómano criminal que mató a sus padres, a su esposa y a sus hijos y fue condenado a cadena perpetua. Después de un cuarto de siglo en prisión, Romand pide la libertad condicional. Los exámenes psiquiátricos dicen que pueden dejarlo salir a la calle, ya que no es una amenaza. Si los jueces aceptan esta tesis, podría estar en libertad a fin de mes. El asesino, incluso, ya tendría una propuesta laboral.

La trágica historia sucedió en 1993. Romand llevaba 20 años mintiendo a toda su familia, amigos y conocidos, haciéndose pasar por médico de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Pero su esposa empezó a sospechar y cuando estaba a punto de descubrirlo, el hombre la asesinó a ella, a sus hijos de 5 y 7 años, y también a sus padres. En 1996 la Justicia lo condenó a cadena perpetua tras un juicio seguido por millones de franceses, que conocieron “al mitómano más grande de la historia”.

¿Cómo hizo este hombre para mentir durante dos décadas a familiares y amigos, y poder llevar dinero a su casa? A a través de estafas de todo tipo y robando dinero a sus propios familiares con falsas inversiones que decía realizar en Suiza. Como les dijo a todos que era un médico e investigador eminente en la OMS, todas las mañanas se subía a su auto y pasaba el día paseando por el bosque, leyendo revistas o durmiendo la siesta en el estacionamiento de la OMS.

Era cariñoso con toda la familia, muy cercano a sus amigos y todas las tardes regresaba a su casa en Prévessin, un pueblo francés, después de una dura jornada laboral. Había dejado Medicina en 2º año. El día que su esposa empezó a sospechar fue el certificado de defunción de toda la familia.

Eso sí, dejó con vida a alguien: a su amante. El mitómano hasta se daba el lujo de mantener a otra mujer, a quien también le mentía con su profesión. “Nunca he sido tan libre, nunca la vida fue tan bella. Soy un asesino, tengo la imagen más baja que pueda existir en la sociedad, pero esto es más fácil de soportar que los veinte años de mentira de antes”, decía Jean-Claude Romand en los años noventa, ya en prisión.

Este mismo hombre ahora puede quedar libre.

En 1993, Jean-Claude Romand asesinó a sus padres, a su esposa y a sus hijos. Les hizo creer que era un médico prestigioso.

Libro, películas y documentales

La vida de Jean-Claude Romand sirvió para películas, documentales y un libro llamado El adversario, que fue escrito por Emmanuel Carrère y publicado en el 2000. El francés que se inventó una vida y engañó durante muchos años a su propia familia, a sus amigos e incluso a su amante, fue una fuente inspiradora para la pantalla chica y grande. A todo esto, el Tribunal d’application des peines (TAP) debía examinar la nueva demanda presentada por Romand este martes 18, pero decidió aplazar su decisión, con el fin de seguir verificando varios puntos que siguen “oscuros y no verificados”. Por los vericuetos de la Justicia, un feroz asesino y un mitómano mayúsculo puede quedar libre. ¿Será justicia?

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído