Es vertiginoso el avance de los ciberdelincuentes

La tecnología les da ventaja ante la legislación, que los corre de atrás.

Aunque parezca indiscutible que los límites entre la vida real y la virtual son cada vez más finos, la Justicia en el país y especialmente en la zona parece correr con desventaja detrás de los delincuentes que utilizan la tecnología como nueva herramienta para cometer delitos. Se trata de un fenómeno cada vez más recurrente, sofisticado y presente en nuestra provincia.

“Básicamente es un delito, sólo que se utiliza la tecnología como medio para cometerlo. Cambia en ese sentido”, explicó a LM Neuquén la licenciada en Informática Natalia Toranzo. “Por eso también es un poco más fácil cometer el delito y quedar impune, porque la legislación todavía no está tan a la altura de todos los delitos en general”, confió Toranzo respecto del ciberdelito.

Estafas en páginas online de compra y venta, extorsión con imágenes privadas, fraude informático y delitos contra la propiedad intelectual son algunas de las numerosas aristas de este fenómeno delictivo que se realiza a través de las nuevas tecnologías y las redes sociales. En sí, la complejidad radica en la dificultad de esclarecimiento de los delitos acompañada por la falta de legislación en nuestro país.

“Es mucho más difícil que te descubran si estás utilizando perfiles falsos, como por ejemplo en el caso del grooming. Si bien hay mecanismos que permiten llegar a la computadora o al celular desde donde se cometió ese delito, es más complejo después corroborar quién fue la persona que lo cometió”, afirmó la licenciada, quien también ejerce como perita informática.

p28-pieza-ciberdelitos.jpg

Si bien existe una ley en Argentina que prevé varios ciberdelitos, resulta insuficiente y deja zonas grises que luego imposibilitan a las víctimas radicar una denuncia. Entre ellas se encuentra la violencia de género digital que abarca, por ejemplo, el acoso virtual y la pornovenganza o difusión no consentida de imágenes íntimas. Tampoco está contemplado el robo de identidad digital.

“Existen las penas, pero son muy bajas. Si como máximo te dan tres años es excarcelable. Hay que rever bastantes cuestiones, como los años de las penas”, sostuvo Toranzo. “En lo que es Neuquén no hay estadísticas públicas de cuántos son los delitos ni cuántas denuncias hay. Tampoco hay una fiscalía especializada”, afirmó la licenciada.

“Muchas veces te llegan correos fraudulentos y con un clic ya obtienen tu dirección IP y saben la ubicación, dónde vivís. Hoy los datos están demasiados públicos en la red. Hay que estar siempre consciente de lo que uno hace en la red, especialmente los chicos”, recomendó la especialista.

p28-f02--fiscal-pablo-vignaroli.jpg

--> “La tecnología también sirve para cometer delitos”

“La tecnología informática termina siendo una herramienta para cometer delitos y eso conlleva desafíos a la hora de llevar a cabo una investigación”, afirmó el fiscal Pablo Vignaroli en diálogo con LM Neuquén. El fiscal aseguró haber trabajado en casos de delitos patrimoniales cometidos a través de redes sociales y distintos medios tecnológicos.

“El Código Procesal de Neuquén está a la vanguardia a nivel nacional porque contempla el secuestro del dispositivo o el registro por medios técnicos y de forma remota”, confió Vignaroli haciendo referencia al artículo 153. Específicamente, este artículo se refiere a la “información digital” y otorga un plazo de 90 días para la conservación de datos informáticos.

A nivel nacional, en 2008 fue sancionada la Ley 26.388, que introduce modificaciones al artículo 77 del Código Penal, tal como la incorporación de una serie de delitos informáticos como la pornografía infantil y la defraudación de datos.

En la actualidad, no existen registros concretos que reflejen las denuncias radicadas sobre los delitos en general y particularmente. En este sentido, Vignaroli adelantó que se está trabajando en la elaboración de una estadística provincial respecto al ciberdelito.

También aseguró que se trata de un campo complejo debido a la diversidad de delitos que se ven comprendidos, los que se pueden identificar como aquellos que afectan las propias comunicaciones, el patrimonio y la integridad sexual de las personas.

“Si bien se cuenta con un departamento informático, se está estudiando la posibilidad de poner una fiscalía de delitos informáticos el año que viene acá en Neuquén”, agregó Vignaroli. Este modelo ya ha sido aplicado en otras provincias como Buenos Aires, Córdoba e incluso Río Negro.

Por el momento, las personas que sufran algún tipo de delito como estafas, grooming o extorsión deben radicar la denuncia en la fiscalía general.

LEÉ MÁS

Pornovenganza y acoso virtual: una deuda legal

Facebook deberá cerrar un muro por una pornovenganza

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído