Esas señales con las que tu gato te dice que te quiere

No solamente el perro es expresivo, porque los felinos también brindan gestos de aceptación, calma y cariño.

Los códigos de comunicación del gato son muy distintos a los de la otra mascota popular, el perro. Por eso, acá va el traductor de gestos amorosos gatunos (las señales inequívocas de que tu gato te quiere, aunque de vez en cuando te arañe).

Distintos tipos de ronroneo: Puede ser uniforme, irregular o muy intenso. En este último caso, puede comunicar afecto, demanda de ayuda o, incluso, dolor.

1. Se tumba en el sofá a tu lado: cuando no lo haga, respetalo. El felino, como los humanos, necesita sus momentos de soledad.
2. Te da golpecitos con su cabeza: es su contacto físico favorito. Así demuestra aceptación, apego y amor.
3. Te mira y maúlla: los perros no tienen la exclusiva de expresarse verbalmente frente a ciertos estímulos. Los gatos también lo hacen. Son capaces de emitir una veintena de vocalizaciones diferentes (maullido, ronroneo, bufido, etc).
4. Aprendió a no arañarte: agradecele, porque los gatos son muy rutinarios y cualquier cambio los estresa.
5. Huye de los invitados: eso quiere decir que te quiere a vos y no al resto de los humanos.
6. Se tumba panza arriba para que lo acaricies: es una postura de máxima vulnerabilidad para un felino, que es un depredador; si te permite acercarte en esa circunstancia, es que te ganaste toda su confianza.
7. Se frota entre tus piernas: los felinos resultan expresivos con sus gestos faciales, posturas corporales y contoneos acrobáticos y seductores.
8. Cuando volvés de un viaje, te espera detrás de la puerta: aunque son independientes, los gatos la pasan mal en nuestra ausencia, porque son animales sociales y ritualistas.
9. Mantiene los bigotes perpendiculares al hocico en tu presencia: te muestra que se siente a gusto.
10. Ronronea cuando estás cerca: si emite esa vibración significa que se encuentra en calma. Es el momento de corresponderle con caricias y mimos.
11. Te "amasa" con sus manos: son animales muy olfativos. Dejan su rastro oloroso y captan las feromonas (partículas de olor) de personas y otros animales. Tres de las partes del cuerpo del gato que tienen la capacidad de dejar rastro olfativo son las almohadillas de sus patas, los pómulos y la barbilla. Con aquel gesto, te marca con su olor, para que quede claro que forma parte de su territorio y te quiere a su lado.
12. Te lame cuando se está limpiando: es un momento de relajación y si, además, te lo comparte podría equivaler a un abrazo humano.
13. Mueve la cola con movimientos lentos y sinuosos.
14. Arquea el lomo cuando lo acariciás.
15. Te ofrenda lo que cazó: son hábiles cazadores y les gusta hacer alarde de ello con las personas que quieren y forman parte de su territorio gatuno.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído