Escándalo en GH de España por una violación que quedó grabada

El hecho volvió a salir a la luz tras una entrevista que dio la víctima al medio español El Confidencial.

La televisión española está convulsionada. Es que a dos años de que ocurriera un confuso episodio en la versión española de Gran Hermano, finalmente salió a la luz una aberrante situación de la que fue víctima Carlota Prado, una de las participantes del reality: fue violada en medio del reality por uno de sus compañeros y la agresión quedó documentada. Como si fuera poco, ninguno de los productores intentó ayudarla.

Te puede interesar...

Embed

Tras el cierre de la etapa de investigación en la Justicia hace unos días, la ex participante del programa dio una entrevista al medio español El Confidencial y reveló los detalles de la agresión sexual que sufrió por parte de José María López. "Se ve perfectamente que se aprovecha de mí en la habitación y que yo estoy inconsciente. En palabras casi textuales, el auto de la jueza dice que se ve 'clara, precisa y reiterada mi oposición', a las acciones de esta persona", reveló.

El episodio que derivó en una denuncia y en la presente investigación, ocurrió el 3 de noviembre de 2017 cuando se realiza un festejo en la casa de Gran Hermano en la que el alcohol terminó siendo protagonista. Y mientras la cámaras mostraban la visión general, de trasfondo también se ve cómo uno de los concursantes manosea a Carlota en un sillón.

Según la cinta, los participantes se van a una de las habitaciones, donde finalmente queda registrada la escena que es la prueba fundamental de la presentación judicial, con forcejeos, y las claras palabras de Carlota para que la situación se termine.

Pero el calvario de Prado recién estaba por comenzar, ya que a pesar que todo quedó registrado en video, y que al otro día la producción del programa decidió la expulsión de José María (sin revelar públicamente los motivos), nadie ingresó en el momento de la violación para detener la situación y proteger a la joven.

"Tengo lagunas mentales de aquella noche. Las imágenes en las que me encuentro en el salón, que he subido a mi cuenta de Instagram, no las recuerdo. Se ve un forcejeo porque evidentemente no me gusta que me metan mano. Lo que está pasando en ese momento ya es suficiente como para tomar cartas en el asunto, algo que GH no hizo", expresó en la entrevista.

Sin dudas, lo más cruel sucedió cuando, tras echar al participante, llamaron a Carlota al confesionario y, sin un aviso previo, ni ayuda psicológica, directamente le mostraron las imágenes de lo que había ocurrido en la habitación, y dieron parte a la Guardia Civil. "Me dijeron que me tranquilizara y que tenía que ver unas imágenes. Y en ese momento me pusieron el video con lo que sucedió esa noche, sin avisarme de lo que estaba a punto de ver. No sé cuál es el procedimiento en estos casos porque yo no soy especialista, pero tendría que haber estado una persona a mi lado, un psicólogo o alguien que me ayudara a enfrentarme a esas imágenes tan duras".

Conmocionada por la situación, en ese momento decidió regresar al programa y no hacer la denuncia hasta no hablar con su familia. Como nunca quedó claro para el público lo que había ocurrido, Carlota sufrió críticas, amenazas y cuestionamientos hasta que abandonó la casa. Recién ahora salió a la luz la verdad, y ahora se espera que la Justicia dicte su veredicto.

LEÉ MÁS

El show de Diego: del "Lobo te llevo en el corazón" a declararle la guerra a los pinchas Verón ¿y Burlando?

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído