Estacionar en doble fila, un mal hábito que genera caos

No saben cómo terminar con una práctica que ya es costumbre.

NEUQUÉN
Son las 17:30. A pesar de que la luz verde del semáforo habilita la circulación por calle Roca desde Bouquet Roldán en dirección a Brentana, una serie de escollos surgen a ambos lados. Los conductores deben esquivarlos –como en una pista de eslalon– para poder avanzar. Se trata de padres y madres que están aguardando que sus hijos salgan de la escuela mientras se encuentran cómodamente en el interior de sus autos estacionados en doble fila.

Peligro Si bien hay inspectores, siempre se corre el riesgo de accidentes en cercanías de las escuelas.

No es una conducta exclusiva de estos papás. Exactamente la misma escena se ve en el horario de ingreso o egreso alrededor de cualquier escuela pública o privada, en el Alto o el Bajo de la ciudad.

"Es muy complejo. Lamentablemente no es un tema cuya solución tengamos en lo inmediato", admitió el director municipal de Tránsito, Facundo Churrarin.

De hecho, es un comportamiento difícil de erradicar, un dolor de cabeza para el área de Tránsito del municipio. En la actualidad funciona una sola grúa y los inspectores no dan abasto.

La grúa se debe repartir entre los llamados de los vecinos que no pueden sacar sus autos porque tienen un rodado estacionado en el portón del garage o bien entre quienes hacen uso de las rampas para discapacitados y se encuentran obstruidas por un conductor indiferente.

El procedimiento para desalentar el estacionamiento en doble fila sería poner 20 máquinas para disuadirlos aunque no sería posible dada la escasez.

Según indicó el funcionario, los pocos inspectores con los que cuentan abocados a las escuelas realizan tareas preventivas, porque si se dedicaran a hacer actas de infracción les llevaría de cinco a diez minutos.

Pitazos
Dijo que a veces resulta más eficaz que se paren a mitad de calle y les toquen el silbato para sacarlos de doble fila que labrarles un acta de infracción. A menos que haya insultos y agresiones de por medio, donde sí quedan registradas.

Sostuvo que no siempre se pueden cobrar, no todos los vehículos están radicados en la ciudad y se hace difícil notificarlos. Algunos papás incluso con sus hijos en el asiento trasero, en el mejor de los casos, y los desafían diciéndoles que por más que los multen no la van a pagar.

"El gran problema que tenemos, más allá de acción del Estado, es el desinterés de los padres, porque son ellos quienes los llevan a la escuela y, al no hacer correctamente las cosas, son ejemplos de los futuros conductores", señaló el funcionario.

Incluso se lamentó de que "mandan a educar y los están deseducando con estas acciones". Es que no sólo no son buenos ejemplos sino que los ponen en riesgo porque al dejarlos bajarse en doble fila no les brindan ninguna seguridad.

CIFRA
100.000 vehículos
Son los registrados en la ciudad aunque, según estimó el secretario de Tránsito del municipio, son unos 130.000 los que circulan diariamente en la ciudad sumados a los provenientes de localidades vecinas.


CONVENIO
Para acorralar a los infractores

Dentro de un mes, cuando el Municipio logre firmar un convenio con la Agencia Nacional de Seguridad Vial, podrán atrapar a los infractores que a pesar de concurrir diariamente a esta ciudad a trabajar o comprar, tienen radicados los vehículos en otras jurisdicciones. "Con este convenio vamos a garantizar el cobro de todas las infracciones. Aquellas que no son de la zona las vamos a poder notificar igual teniendo el dato fehaciente del titular del automóvil", aseguró Churrarin. Hasta ahora, lo que se hace es bucear en archivos y pedir informes para hallarlos hasta poder notificarlos.

Escuela gratuita para conductores

NEUQUÉN
La concejal de Libres del Sur, Cecilia Maletti, presentó ayer un proyecto de ordenanza que busca crear una Escuela Municipal de Conducción Vehicular.

"Vemos que muchos conductores no tienen la cantidad de prácticas adecuadas para conducir en la vía pública y las únicas academias de manejo son privadas y no están al alcance de todos los vecinos", observó Maletti.

La iniciativa propone que sea de acceso gratuito para personas mayores de 16 años, aunque los cursos no serán de carácter obligatorios ni vinculantes respecto del examen para el registro de conducir.

Según los datos con los que cuentan en el bloque, en la ciudad funcionan unas siete academias con un promedio del curso de manejo de 4000 pesos.

La concejal indicó que "el objetivo principal de la escuela es formar a los futuros conductores en una educación vial responsable, con respeto a los otros conductores, los peatones y las reglas de tránsito". También propuso establecer un horario y un radio en el cual estará permitida la circulación de autos de práctica de las academias de conducir con el objetivo de descomprimir el tránsito y evitar incidentes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído