Exigió un traslado a punta de cuchillo dentro del PAMI

Fue en Centenario. Estaba alcoholizado y amenazó a un empleado.

Neuquén
A los gritos y borracho, un hombre de unos 45 años entró a la sede del PAMI en Centenario, empujó a una mujer, tomó a un empleado del brazo y lo amenazó con un cuchillo para exigir que trasladen a su madre para hacerle unos estudios en la capital neuquina.

Fueron momentos de suma tensión los que se vivieron ayer alrededor de las 10:30 en la sucursal de la obra social de los jubilados, ubicada en calle Jacinto Stábile al 200 de la localidad.

“Un familiar de una afiliada entró en estado de ebriedad y muy violento a las oficinas y amenazó a un empleado”, afirmó Claudia, coordinadora de la obra social en declaraciones a LM Neuquén.

Previamente, el hombre se había comunicado por teléfono con un empleado, quien le había explicado que ellos no podían hacerse cargo del traslado que estaba solicitando.

“Reclamaba por el traslado de una paciente -su madre-, pero nosotros no tenemos nada que ver, como se lo habíamos explicado por teléfono”, detalló un empleado a los medios locales.

Se trata de una persona conocida por los agentes que trabajan en esa sede de PAMI, ya que va seguido a realizar trámites para su madre; sin embargo, nunca lo habían visto en ese estado.

“Entró totalmente sacado y con mucho olor a alcohol. Empujó a una mujer que estaba siendo atendida y tomó del brazo a uno de los empleados”, detalló Claudia.

Pese a los intentos del personal para calmarlo, el hombre sacó un cuchillo y amenazó con apuñalar al empleado. “Entre un administrativo y un médico lograron agarrarlo y sacarle el cuchillo”, relató la coordinadora de PAMI, quien agradeció que nadie resultara herido.

Justo en ese momento llegaron efectivos de la Policía que redujeron al hombre y se lo llevaron detenido a la Comisaría Quinta de la localidad.

En la sede de la obra social había alrededor de diez jubilados esperando ser atendidos que vivieron con mucho miedo y nerviosismo por toda la situación.

“Tanto los afiliados como los empleados estaban en shock, pero por suerte no pasó a mayores”, destacó Claudia, y agregó que por el forcejeo del hombre con los empleados se rompió un monitor y los expedientes se cayeron al piso.

Tras el hecho, los empleados cumplieron con su jornada laboral, aunque adelantaron que mañana no atenderán al público en reclamo de mayor seguridad en la dependencia.

CIFRA
2 cuchillos tenía en su poder.
El hombre alcoholizado había llamado por teléfono solicitando el traslado. Como no se lo dieron, volvió con los cuchillos y amenazó con herir a un empleado. Hoy no habrá atención al público en reclamo de seguridad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído