Feroz matanza de conejos y gallinas dejó al borde de la quiebra a un productor

El dueño está desesperado ante la pérdida. "No sé cómo voy a hacer", lamentó el hombre. VIDEO CON IMÁGENES SENSIBLES.

Un productor de Colonia Nueva Esperanza quedó al borde de la quiebra después de encontrar que más de diez perros cimarrones mataran a 45 conejos y 15 gallinas dentro de su terreno. No es la primera vez que le sucedió y pidió ayuda del Municipio para recuperar su capital.

Facundo García vive junto a su mujer y sus tres hijos en la manzana 30 de ese sector del norte de la ciudad, en un terreno que el Municipio le dio a cambio de que lleve adelante una proyecto.

Te puede interesar...

El problema de los perros sueltos es recurrente en la zona. “Acá los vecinos tienen 15 perros y no les dan de comer. Entonces los animales están solos en el campo y hacen estos destrozos”, explicó el hombre en diálogo con LMNeuquen.

Pero si bien meses atrás ya había perdido varios animales por culpa de canes cimarrones, lo del miércoles fue para él un “desastre”.

“Me había ido a comprar comida para los animales. Tengo tres colectivos que tomar hasta llegar al lugar donde venden y cuando volví mi perrita me llevó hasta el desastre”, relató el productor, quien además agregó: “Llegué a ver a los perros que salían por un agujero que hicieron en el alambrado y luego me encontré con todos los conejos despedazados”.

García destacó que cría a los animales desde que nacieron y que sintió mucha impotencia al verlos así. “Ni si quiera se los comen, solo los matan. Mataron 45 conejos, pero todas las crías que quedaron igual se van a morir de hambre sin sus madres”, aseguró.

Si bien ya van tres ataques de perros a su producción, según informó el vecino, esta es la primera vez que denuncia la situación a través de un video.

“Yo trabajo de esto, nosotros vivimos de los animales. No sé cómo voy hacer”, confesó compungido. Dentro de la matanza había animales para el consumo, pero también los de orejas caídas y cabeza de león que comercializa con las tiendas de mascotas.

“Encima me amenazan desde Tierras Fiscales con sacarme la tierra si es que no produzco. La verdad que no sé qué hacer. Es toda una lucha, ya no puedo seguir así, tengo tres chicos”, expresó el vecino, quien también vende huevos y pollitos.

García espera que el Municipio pueda ayudarlo a recuperar su producción ya que debería haber “solucionado el problema de los perros sueltos”. “Ojalá que el intendente se haga cargo. Sabe lo difícil que es para nosotros”, concluyó.

Embed

LEÉ MÁS

En Nueva Esperanza hay miedo a los cimarrones

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído