Filmaron en secreto a 800 parejas teniendo sexo

Hay dos detenidos por poner cámaras y difundir videos íntimos.

Corea del sur. La policía de Corea del Sur detuvo a dos hombres, e investiga a otros dos, por filmar en secreto a 1600 huéspedes de hoteles y retransmitir el video en directo por internet, en lo que se considera el último escándalo de la epidemia de voyerismo que registra el país, consistente en la grabación con cámara oculta de escenas sexuales, principalmente en lugares públicos.

Los sospechosos, cuyas identidades no se han hecho públicas, instalaron minicámaras en televisores, tomacorrientes y soportes para secador de pelo en 42 habitaciones de 30 hoteles en 10 ciudades surcoreanas, entre noviembre del año pasado y principios de este mes, según la prensa. Filmaron más de 800 videos que difundieron en vivo a través de un servidor en el extranjero. Gracias a ello se embolsaron 7 millones de wones (unos 5500 euros) de un centenar de personas que pagaron una tarifa mensual para acceder al material ilegal, según reveló el Korea Herald.

Te puede interesar...

“Es el primer caso que tratamos donde los videos se transmitieron en directo en internet”, dijo la policía en un comunicado. Los arrestos se producen una semana después de que el cantante y celebridad televisiva Jung Joon Young admitiera que se había filmado en secreto teniendo sexo con mujeres y compartiendo las imágenes en la red sin su consentimiento.

Los hombres están acusados de poner cámaras en televisores, tomacorrientes y hasta en secadores de pelo en las habitaciones de diferentes hoteles.

A pesar de ser ilegal la distribución de pornografía en Corea del Sur, los videos de contenido sexual son ampliamente compartidos a través de servidores en el extranjero o por portales clandestinos. Más de 6600 casos de grabaciones ilícitas fueron denunciados a la policía el año pasado, lo que suponía alrededor de una quinta parte de todos los casos de abuso sexual investigados, un aumento del 3,6 % desde 2018, dijeron los fiscales.

El llamado “molka porn” (espionaje sexual) ha alcanzado proporciones epidémicas en Corea del Sur y el verano pasado provocó grandes manifestaciones de mujeres que exigían que la policía tomara medidas contra quienes filman y comparten este tipo de material, y exigían al Gobierno que impusiera un castigo más estricto.

La ley fue modificada en noviembre para endurecer las sanciones, no solo por filmar ilegalmente sino también por distribuir imágenes sin consentimiento, lo que podría llevar a penas de cárcel de hasta cinco años o multas de hasta 23.300 euros.

El ayuntamiento de Seúl también se vio obligado a tomar medidas sobre el asunto y destinó 8000 efectivos diarios a retirar las cámaras que se ocultan en los baños públicos de la ciudad y a cazar a los pervertidos.

5500 euros cobraron por una tanda de videos íntimos.

Por los 800 videos que difundieron en vivo a través de un servidor en el extranjero, los acusados recibieron unos 7 millones de wones. Cientos de internautas pagaron para verlos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído