Francisco reconoció el fracaso para afrontar los abusos dentro de la Iglesia

Fue durante un encuentro con el primer ministro irlandés, en su visita a ese país donde más de 14 mil personas reconocieron ser víctimas de ese delito.

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, urgió este sábado al papa Francisco a que se haga "justicia" para las víctimas de abusos cometidos por eclesiásticos en "el mundo entero", y el pontífice reconoció su "vergüenza" y "sufrimiento" por estos "crímenes innobles".

Este viaje papal a Irlanda, iniciado el sábado -el 24º de Francisco al extranjero-, se produce en un momento muy delicado para el futuro de la Iglesia católica, sacudida la semana pasada por sórdidas revelaciones de viejos abusos sexuales cometidos en Estados Unidos.

Embed

Varadkar, un jefe de gobierno abiertamente gay y símbolo de una nueva Irlanda liberal, abogó por que "las víctimas y los sobrevivientes obtengan justicia, verdad y curación".

"Santo Padre, le pido utilizar su posición y su influencia para que esto se haga aquí en Irlanda y en el mundo entero", afirmó.

"Actualmente debemos asegurarnos de que las palabras vayan seguidas de acciones", insistió Varadkar en un discurso en el castillo de Dublín, junto al Sumo pontífice, al que "por encima de todo" pidió que "escuche a las víctimas".

Desde 2002, más de 14.500 personas se han declarado víctimas de abusos sexuales cometidos por sacerdotes en Irlanda. La jerarquía católica irlandesa ha sido acusada de haber cubierto a centenares de estos sacerdotes.

"Es una historia triste y vergonzosa", una "mancha en nuestro Estado, nuestra sociedad y en la Iglesia católica", estimó Varadkar.

Tras haber escuchado con gravedad, el papa Francisco reconoció su "vergüenza" y "sufrimiento" ante "el fracaso" de la Iglesia por no haber afrontado de forma adecuada "los crímenes innobles" del clero en Irlanda.

Embed

"El fracaso de las autoridades eclesiásticas -obispos, superiores religiosos, sacerdotes y otros- al afrontar adecuadamente estos crímenes repugnantes ha suscitado justamente indignación y permanece como causa de sufrimiento y vergüenza para la comunidad católica. Yo mismo comparto estos sentimientos", dijo el papa en una intervención muy esperada sobre esta cuestión.

Poco antes, Francisco había arribado a Irlanda -primera visita de un pontífice a este país en 39 años- para cerrar el Encuentro Mundial de las Familias, aunque el tema en torno al cual gira su visita es el de los interminables abusos del clero.

Embed

"No puedo dejar de reconocer el grave escándalo causado en Irlanda por los abusos a menores por parte de miembros de la Iglesia encargados de protegerlos y de educarlos", admitió el papa argentino.

Pero, al mismo tiempo, defendió el rol de la Iglesia que "en Irlanda ha tenido, en el pasado y en el presente, un papel de promoción del bien a los niños que no puede ser ocultado".

LEÉ MÁS

El papa Francisco, con "vergüenza y arrepentimiento"

El Papa Francisco aseguró que "el infierno no existe"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído