Fue absuelto el acusado del crimen de Los Hornitos

La Justicia consideró que las pruebas de la fiscalía no fueron contundentes como para acreditar que fue Juan Solorza quien mató a Pablo Epuyán.

Neuquén.- El crimen de la toma Los Hornitos quedó impune. Pablo Daniel Epuyán (24 años) murió al recibir unos 50 perdigonazos tras una discusión por ruidos molestos con su vecino. El único acusado, Juan Luis Solorza, fue absuelto por el beneficio de la duda.

El tribunal compuesto por Héctor Dedominichi, María Gagliano y Héctor Rimaro resolvó de manera unánime que la fiscalía no pudo sostener la acusación contra Solorza.

Para el tribunal, durante el juicio los testigos se contradijeron sobre las características físicas de quien efectuó el disparo de la escopeta que mató a Epuyán.

Además, los jueces reconocieron que los testigos mutaron su relato en contra del acusado y que es "más llamativo aún que todos, al unísono, prácticamente recitan que la razón es el estado confusional inicial".

Sobre la posición tomada por el Ministerio Público Fiscal, el tribunal expuso en la sentencia que hizo "una ponderación sesgada" de las pruebas obtenidas y que "se queda en que los testigos si bien aludieron a un tercero en la escena no mencionaron que disparó, pero no explica cómo Juan Solorza pudo llenar de perdigones el cuerpo de Epuyán con un arma chica (como reconoció un testigo)".

Además, los testigos señalan que el acusado arrojó dentro de su casilla del sector Paraguayo de la toma una escopeta calibre 16 que después fue secuestrada, pero que se determinó en las pericias que no coincidía con el cartucho calibre 28 hallado en el lugar.

Antes de finalizar la sentencia, el tribunal aseguró que la absolución surgió ante la insuficiencia probatoria y que la Fiscalía no profundizó otro camino de investigación viable, como tratar de identificar a un hombre alto y canoso, como describieron en un primer momento los testigos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído